(Hong Kong) La Iglesia de Hong Kong mantiene sus templos cerrados

La Oficina de la Secretaría General de la Diócesis de Hong Kong anunció que ante el recrudecimiento de la pandemia de COVID-19 en las dos últimas semanas, el cardenal John Tong Hon ha pedido a los ministros de las parroquias y otros centros de culto mantener las medidas de prevención de epidemias anunciadas el pasado 14 de julio, hasta nuevo aviso.

Para hacer frente a lo que se ha llamado la “tercera ola” de contagios, la diócesis de Hong Kong, en consonancia con medidas de emergencia impuestas por las autoridades, había suspendido las misas con participación de fieles hasta el 28 de julio. Sin embargo, el aumento de contagios de coronavirus en la ciudad ha llevado más bien a un recrudecimiento de las medidas de prevención al punto de reducir a 2 el número máximo de personas que pueden reunirse y la obligatoriedad de las mascarillas incluso en zonas al aire libre .

Según la nota de hace dos semanas, todas las parroquias, iglesias y capillas, así como otros lugares donde se lleven a cabo misas “públicas” los domingos o días laborables, deben suspenderse, así como también cualquier otra forma de actividades religiosas grupales, como bodas, funerales, comuniones o bautizos. En este contexto, la diócesis de Hong Kong recuerda que los fieles pueden reemplazar la asistencia a la misa dominical participando a través de cualquier transmisión de la Misa a través de internet u organizar momentos de reflexión personal sobre el Domingo del Señor, la lectura de la Biblia y el rezo del Santo Rosario.

Tercera oleada de contagios

Hong Kong está inmersa en una tercera oleada de contagios de COVID-19 y unos 140 nuevos casos se han registrado diariamente en los últimos 6 días. En las últimas horas se han confirmado 2.634 personas contagiadas y dos nuevos fallecimientos, lo que eleva a 20 el total de muertes. Entre las otras medidas anunciadas hoy por las autoridades, se prohibirá comer en los restaurantes que podrán efectuar sólo entregas a domicilio y se cerrarán las instalaciones deportivas y las piscinas. Pero además, el Ejecutivo ha decidido implementar, a partir de mañana, miércoles, sanciones pecuniarias a quienes infrinjan las medidas con cifras que alcanzan hasta los 5.000 dólares hongkoneses, es decir, cerca de 650 dólares americanos.

Fuente: Religión Digital