(Internacional) China, Pakistán y Cuba elegidos para el Consejo de Derechos Humanos de la ONU; los críticos se pronuncian

Los países que han participado en violaciones de la libertad religiosa, como China, Rusia, Pakistán y Cuba, han sido elegidos por la Asamblea General de las Naciones Unidas para formar parte del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, compuesto por 47 miembros, lo que ha suscitado críticas de los grupos de derechos humanos.

El martes, la Asamblea General, que cuenta con 193 miembros, eligió a 15 países para que formen parte de su principal organismo de protección de los derechos humanos en todo el mundo por un período de un año. El Consejo no sólo propone resoluciones sobre cuestiones de derechos humanos, sino que también supervisa las investigaciones sobre violaciones de la libertad religiosa.

Entre los países elegidos para el consejo se encuentran los incluidos por el Departamento de Estado de los Estados Unidos en su lista de países de especial preocupación por las violaciones de la libertad religiosa o en su “lista de vigilancia especial” de países que participan o toleran violaciones graves de la libertad religiosa.

Los puestos en el Consejo de Derechos Humanos se asignan por regiones. Según la Associated Press, la mayoría de los 15 miembros elegidos para el consejo el martes fueron elegidos en elecciones no disputadas.

Rusia y Ucrania salieron victoriosos para los escaños de Europa del Este, mientras que México, Cuba y Bolivia ganaron tres escaños abiertos para la región de América Latina y el Caribe. Cuba y Rusia estuvieron entre los países que se opusieron.

En una carrera disputada de cinco maneras, China, que se dice que ha detenido a más de 1 millón de uigures y otras etnias musulmanas en el oeste de China, venció a Arabia Saudita

Antes de la elección del martes, los grupos de derechos humanos pidieron a los estados miembros de la ONU que se opusieran a la elección de China, Rusia, Arabia Saudita, Cuba, Pakistán y Uzbekistán, diciendo que el historial de derechos humanos de esos países los hace “no cualificados”.

Según UN Watch, el porcentaje de no democracias en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU ha aumentado ahora al 60% de los escaños. En 2018, EE.UU. se retiró del Consejo de Derechos Humanos de la ONU ya que la administración Trump acusó al organismo de ser una “organización hipócrita y egoísta que se burla de los derechos humanos”.

“La elección de China, Rusia y Cuba para el Consejo de Derechos Humanos de la ONU valida la decisión de EE.UU. de retirarse del Consejo en 2018 y utilizar otros lugares para proteger y promover los derechos humanos universales”, argumentó el Secretario de Estado de EE.UU. Mike Pompeo en un tweet.  “En #UNGA este año, hicimos precisamente eso.”

Al tiempo que señalaba que el gobierno chino es responsable de “las violaciones de los derechos humanos a escala industrial” y “las muertes bajo custodia de críticos pacíficos”, la directora de Human Rights Watch China, Sophie Richardson, señaló en un comunicado que China perdió 41 votos de su anterior recuento en 2016, ya que ha sido objeto de un escrutinio global por el trato que el Partido Comunista Chino da a las minorías religiosas.

“La oposición vocal a las terribles violaciones de los derechos humanos del gobierno chino también está creciendo en otros foros de la ONU”, escribió Richardson. “En octubre de 2019, 23 gobiernos criticaron a China por sus abusos en Xinjiang en el Tercer Comité de la Asamblea General; un año después esa cifra ha aumentado a 40 y la sustancia se ha ampliado para abordar las preocupaciones sobre Hong Kong y el Tíbet”.

Hasta 85 grupos de derechos humanos y organizaciones de medios de comunicación independientes cubanos condenaron en una carta abierta la elección de Cuba para su quinto mandato en el Consejo, según el Diario de Cuba.

Cuba, que recibió 170 votos, fue incluida en la “lista de vigilancia especial” del Departamento de Estado de los países que cometen o toleran graves violaciones de la libertad religiosa el pasado mes de diciembre y ha sido acusada regularmente de encarcelar a dirigentes religiosos y defensores de la democracia.

Los grupos argumentaron que la continuación de la elección de Cuba al consejo “socava la integridad del consejo” para que los gobiernos abusivos rindan cuentas.

“Las naciones que tienen el honor de servir en el Consejo deben comprometerse con el derecho internacional de los derechos humanos”, instaron. “Los miembros del Consejo deben asegurarse de que Cuba no eluda la responsabilidad de su propia conducta o use su asiento para debilitar estas normas internacionales”.

En cuanto a Pakistán, que obtuvo 169 votos para ser elegido al consejo, está clasificado como el quinto peor país del mundo en lo que se refiere a la persecución cristiana, según la Lista de Vigilancia Mundial 2020 de Open Doors USA.

En Pakistán, los cristianos y otras minorías religiosas han sido falsamente acusados en varias ocasiones de blasfemia por aquellos que pertenecen a la población musulmana mayoritaria. Docenas han sido juzgados y condenados bajo la ley de blasfemia de Pakistán, que es un crimen que se castiga con la muerte o la vida en prisión.

El Pakistán también figura en la lista del Departamento de Estado de los Estados Unidos como “país que suscita especial preocupación” por tolerar o participar en violaciones flagrantes de la libertad religiosa.

Rusia, que está clasificada como el 46º peor país en lo que se refiere a la persecución de los cristianos, fue elegida para el consejo con 158 votos.

En Rusia, el gobierno ha impuesto una ley antiterrorista que ha llevado a un aumento de la persecución contra las iglesias cristianas no ortodoxas, según Open Doors. Esto ha causado que la actividad cristiana esté bajo la vigilancia del Estado.

“Actualmente, el 51% de los miembros del Consejo de Derechos Humanos de la ONU no cumplen con los estándares mínimos de una democracia libre”, dijo Hillel Neuer, director ejecutivo de UN Watch, en una declaración.

Fuente: Christian Post