(Internacional) La Iglesia Ortodoxa Griega dice que el yoga es ‘incompatible’ con el Cristianismo

El perro descendiente, los saludos al sol y todas las demás prácticas de yoga son “absolutamente incompatibles” con la fe cristiana, ha dicho la poderosa Iglesia Ortodoxa Griega.

El yoga no tiene lugar “en la vida de los Cristianos”, el cuerpo gobernante de la Iglesia ha dictaminado.

Dijo que intervino después de que los medios griegos recomendaran el yoga como una forma de combatir el estrés durante la cuarentena por coronavirus.

Otras religiones también han aconsejado en contra de la práctica en el pasado.

La Iglesia Ortodoxa es una organización influyente en Grecia, y el 90% de los griegos se identifican como ortodoxos, según un informe del Centro de Investigación Pew del 2017.

“El yoga es un capítulo fundamental en la religión hindú… no es un ‘tipo de ejercicio físico'”, dijo el Santo Sínodo en su declaración del miércoles.

Aunque no es inaudito que las autoridades religiosas critiquen el yoga, los corresponsales dicen que es inusual que el Santo Sínodo Ortodoxo emita una declaración pública sobre el asunto.

Apareciendo en una cadena de televisión griega el jueves, un sacerdote ortodoxo defendió la declaración del Sínodo.

La oposición de la Iglesia se basa en la “experiencia de los que practicaban el yoga”, dijo el Padre Michael Konstantinidis, explicando que “si el yoga ofreciera lo que el hombre quiere, seríamos felices”.

La antigua práctica espiritual tiene conexiones con el hinduismo y el budismo. Se hace referencia a ella en textos indios de hace 2.500 años y ha evolucionado con el tiempo, según el Dr. Mark Singleton, que ha investigado la historia del yoga.

En los últimos decenios se ha hecho popular en todo el mundo y ahora es una industria enorme, que a menudo se anuncia como beneficiosa para el alivio del estrés, el bienestar mental o la fuerza física.

El yoga ha sido recomendado en países de todo el mundo como una forma de mantenerse en forma y combatir el estrés durante la pandemia de Covid-19.

Grecia evitó lo peor del brote de coronavirus en Europa al introducir un bloqueo a principios de marzo. Ha registrado menos de 3.000 casos y sólo 180 muertes en una población de 11 millones.

La Iglesia Ortodoxa fue criticada por sugerir que el ritual de compartir una copa entre una congregación para la Santa Comunión no propagaría el virus.

¿Qué dicen las otras religiones?

La Iglesia Ortodoxa Griega no es la única fe que ha desaprobado el yoga.

El año pasado un salón de la iglesia en Devon, Inglaterra, prohibió una clase de yoga. “Algunos dirán que en su raíz es una espiritualidad oriental que no les parece que encaje bien con la espiritualidad cristiana”, dijo el Venerable Mark Butchers, Archidiácono de Barnstaple.

En 2010 un pastor de Seattle, EE.UU., llamó a la práctica “demoníaca”.

Y en 2008 el principal consejo islámico de Malasia dijo que el yoga podía corromper a los musulmanes, pero se retractó de emitir una fatwa después de una reacción violenta.

Fuente: BBC News