(Internacional) Líder anglicano advierte a los cristianos en contra de “tratar a la iglesia como política”, diciendo cosas “maliciosas” en línea

El Arzobispo de Canterbury Justin Welby, jefe de la Comunión Anglicana global, advirtió recientemente a los cristianos contra el “tratamiento de la iglesia como política” y el mal comportamiento en los medios sociales.

El arzobispo Welby predicó un sermón el domingo en la Catedral Nacional de Washington, D.C., que se centró en cómo deben ser tratados los refugiados.

Durante su discurso, Welby dijo que el Reino de Dios es “una autocracia del más puro amor”, y que los cristianos “no eligen ser sus ciudadanos; su gobernante nos llamó desde la indefensa oscuridad”.

Después de señalar que “nuestro papel es proclamar, nuestra alegría es celebrar”, Welby continuó advirtiendo que “no siempre es así como nos mostramos”.

“Tratando la vida de la iglesia como política y nuestra forma de hacer las cosas como superior, nos involucramos en comentarios maliciosos a través de los medios sociales, somos insinceros, somos crueles”, dijo. “Hemos sido transformados sólo por la gracia de Dios, pero nos comportamos como si tuviéramos que librar una guerra civil en la iglesia de Dios para que nuestros puntos de vista prevalezcan”.

No es de extrañar que en el Norte Global veamos disminuir el número de asistentes a la iglesia y de afiliados, “porque la regla del amor se ha convertido en la regla del yo”, añadió.

“No resolvemos como cristianos los problemas por su excesiva simplificación, que es el camino ancho con mucha buena compañía de los que podemos encontrar que estarán de acuerdo con cualquier punto de vista que cada uno de nosotros elija.

“El camino de la cruz, de seguir al Dios crucificado en su viaje, es uno que nos dice que abracemos la complejidad del sufrimiento y caminemos junto a aquellos con los que discrepamos apasionadamente, llevando nuestras cruces”.

El pastor y autor Timothy Keller expresó una preocupación similar sobre el partidismo que sobrepasa a las iglesias en una serie de tweets controvertidos publicados a principios de este mes.

En sus posts en los medios sociales, Keller denunció la noción de que un cristiano tiene que votar por Donald Trump o tiene que votar por Joe Biden, con el teólogo citando una “libertad de conciencia”.

“La Biblia obliga a mi conciencia a cuidar de los pobres, pero no me dice la mejor manera práctica de hacerlo”, tuiteó Keller en ese momento. “Los cristianos no pueden decir a otros cristianos ‘ningún cristiano puede votar por…’ o ‘todo cristiano debe votar por […] a menos que pueda encontrar un mandato bíblico a tal efecto”.

En respuesta a algunos críticos de su hilo en Twitter, Keller aclaró que sus comentarios sobre la conciencia y el voto no deben ser malinterpretados como que apoya cosas como el aborto legalizado.

“La Biblia me dice que el aborto es un pecado y un gran mal, pero no me dice la mejor manera de disminuir o terminar con el aborto en este país, ni cuáles son las políticas más efectivas”, agregó Keller.

A principios de esta semana, el Grupo Barna publicó un informe que encontró que el 74% de los pastores protestantes encuestados estaban preocupados por el impacto que las elecciones presidenciales tendrían en su iglesia.

Al preguntar a los pastores si estaban preocupados por el impacto político, el 33% de los encuestados dijeron que estaban “muy preocupados”, mientras que el 41% dijo “algo preocupados”.

Durante su sermón del domingo, Welby también se centró en el tema de los refugiados, señalando que alrededor de 75 millones de personas fueron desplazadas en la actualidad, llamándolo “el mayor movimiento de personas en la historia de la humanidad”.

“Las causas del movimiento varían. La pobreza, la ambición, el miedo, la guerra, todos juegan un papel importante. Algunos huyen de la esclavitud moderna. Algunos huyen del desorden familiar o del clan”, declaró Welby.

“Huyen por todas y cada una de las razones. Pueden tener ilusiones sobre su destino y sus razones para huir pueden ser más o menos comprensibles. Sin embargo, huyen”.

A la luz de los llamados a tratar mejor a los refugiados, Welby declaró que los cristianos no pueden “rodear nuestro amor con alambre de púas para que sólo aquellos con la contraseña puedan ser sus destinatarios”.

“Cuando vemos al refugiado y a aquellos que le temen no debemos transigir con falsas simplificaciones, pero sí canalizar la abundante gracia de Dios”.

Sus comentarios llegan cuando el Presidente Trump ha supervisado las grandes reducciones en el límite anual de reasentamiento de refugiados en los EE.UU. Su administración bajó el límite a 18.000 para el año fiscal 2020 (1 de octubre de 2019 – 30 de septiembre de 2020), el más bajo desde que el programa fue creado en 1980. Trump aún no ha hecho una propuesta sobre el número de refugiados que podrían ser reasentados en los EE.UU. para el nuevo año fiscal.

Fuente: Christian Post