(Internacional) Los jóvenes del KAICIID preparan el Foro Interreligioso del G20

La consolidación de la paz, la prevención de conflictos, el cambio climático y las alianzas multirreligiosas ocuparon un lugar prioritario en el Foro de Jóvenes y Becados del KAICIID, un encuentro virtual que reunió a decenas de becados del KAICIID, pasados y presentes, junto a representantes juveniles de varias de las principales religiones e instituciones de política mundial.

El Foro sirvió como precursor del Foro Interreligioso del G20 que comienza este martes, en el que más de mil ponentes, expertos y participantes pasarán cinco días debatiendo y formulando recomendaciones sobre los principales retos en la agenda mundial de desarrollo humano, en el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas y el programa del país anfitrión del G20.

Las recomendaciones del Foro Interreligioso del G20 se presentarán, a continuación, a los líderes mundiales que se reúnan en la Cumbre de líderes mundiales del G20 que se celebrará el mes próximo y que este año tendrá como anfitrión al Reino de Arabia Saudí.

El papel de la fe en el desarrollo

El Foro de Jóvenes y Becados puso fin a un largo proceso de consultas sobre el papel de la fe en el desarrollo humano, que involucró a 500 responsables políticos, líderes religiosos, organizaciones confesionales y expertos de cinco continentes y 70 países, con participantes de diez tradiciones religiosas diferentes.

El KAICIID, junto con sus aliados, la Alianza de Civilizaciones de las Naciones Unidas (UNAOC), la Asociación Interreligiosa del G20 y el Comité Nacional para el Diálogo Interreligioso e Intercultural de Arabia Saudí (NCIRD) están organizando la serie de consultas de este año y el Foro Interreligioso del G20, que se celebrará virtualmente.

El Foro de Jóvenes y Becados del KAICIID comenzó con Faisal bin Muaammar, Secretario General del Centro, rindiendo homenaje a los talentos y la dedicación de los becados: “He dicho frecuentemente que nuestros Becados son nuestros auténticos embajadores del diálogo. Los 250 hombres y mujeres que se llaman a sí mismos Becados del KAICIID representan lo mejor del diálogo interreligioso, y reflejan el cambio que queremos ver en el mundo”.

Miguel Ángel Moratinos Cuyaubé, Alto Representante de la Alianza de Civilizaciones, destacó algunos de los retos a los que se enfrentan los jóvenes de todo el mundo durante la actual pandemia de coronavirus: “Es una carga tremenda y un reto mental para todos, pero especialmente para los jóvenes”, dijo.

Falta de respuesta y alienación

“La pandemia ha agravado aún más todos los retos que tienen que afrontar los jóvenes. Millones de personas han perdido sus empleos y cientos de miles siguen sin recibir educación debido al cierre parcial de escuelas y universidades. La falta de respuesta a esos retos ha ocasionado una alienación en los jóvenes y en su confianza en el sistema político“, agregó.

La profesora Katherine Marshall, miembro del Consejo Consultivo del Foro Interreligioso del G20 e investigadora jefe del Centro de Diálogo para el Desarrollo de las Religiones Mundiales, en el Centro Berkley de la Universidad de Georgetown, destacó la importancia de incluir las voces de los jóvenes en las cuestiones que afectan al G20.

La juventud no es el futuro, es el presente. Necesitamos las ideas, la energía, la fuerza de los jóvenes. El reto es siempre encontrar buenas maneras de poner sus voces sobre la mesa, para asegurarse de que no se les descuida y muchas organizaciones tienen la tendencia a no escuchar a los jóvenes. Creo que el espíritu de esta reunión de hoy y de nuestra participación en el G20 es, en gran medida, poner esas voces de frente y con claridad en los procesos complejos”, afirmó.

Los eventos del día culminaron con la presentación de decenas de recomendaciones de los becados del KAICIID y líderes juveniles. Entre ellas, había recomendaciones reunidas por los becados en su calidad de embajadores de la consolidación de la paz y la prevención de conflictos, educadores y movilizadores de jóvenes y mujeres.

Los líderes juveniles también aportaron recomendaciones sobre la lucha contra los discursos de incitación al odio y la utilización de los medios de comunicación social como espacio de diálogo, así como sobre la atención de las necesidades de las mujeres, las jóvenes refugiadas y las migrantes.

Entre las recomendaciones figuraban la reforma de las universidades e instituciones de nivel superior para aplicar planes de estudios multirreligiosos y formación en materia de diversidad, protección contra el acoso cibernético y la lucha contra el aumento del populismo y el surgimiento de la extrema derecha en toda Europa y Estados Unidos.

Otras recomendaciones tienen por objeto financiar investigaciones sobre la conexión entre la teología y la ecología para que sus conclusiones sean incorporadas en programas sobre el cambio climático, así como la elaboración de un conjunto de herramientas multimedia de alfabetización ecológica que podría utilizarse como guía educativa para ayudar a salvaguardar el planeta.

Fuente: Religión Digital