(Internacional) Turquía condena la portada de Charlie Hebdo con caricaturas de Mahoma

El Ministerio de Exteriores turco condenó este miércoles la publicación de caricaturas de Mahoma en la revista satírica francesa Charlie Hebdo, con motivo del inicio del juicio contra los yihadistas que atacaron la redacción del semanario en 2015 y acabaron con la vida de 12 personas.

“Condenamos tajantemente la decisión de la revista Charlie Hebdo de publicar de nuevo caricaturas que faltan el respeto a nuestra religión y a nuestro Profeta”, señala un comunicado publicado en la web del Ministerio.

“No se puede justificar esta falta de respeto y ofensa a los musulmanes con la libertad de prensa, artística y de expresión. Son inaceptables los intentos de las autoridades francesas, en primer lugar del presidente, (Emmanuel) Macron, de encuadrar este asunto en la libertad de expresión”, agrega la nota.

Exteriores califica la difusión de estas caricaturas, la mayoría publicadas por primera vez en Dinamarca en 2005, de “acto racista y discriminatorio que atiza el rechazo del islam y la xenofobia” y significa “llevar agua a los molinos de las nuevas generaciones de fascistas y racistas en Francia y Europa”.

El comunicado de Turquía no menciona el atentado de enero de 2015, en el que dos islamistas radicales, supuestamente motivados por la publicación de estas caricaturas, irrumpieron en la redacción de Charlie Hebdo y mataron a tiros a 12 personas, la mayoría dibujantes de la revista.

Este miércoles se inicia en Francia el juicio contra 14 supuestos cómplices del atentado, diez en detención preventiva, uno en libertad bajo control judicial y otros tres en busca y captura. La página web de Charlie Hebdo sigue hoy bloqueada en Turquía.

La Fiscalía turca decomisó en 2015 la edición del diario Cumhuriyet que iba a reproducir las caricaturas en solidaridad con Charlie Hebdo e inició un proceso por “injurias a una religión” contra dos columnistas turcos que difundieron en sus espacios pequeñas reproducciones de la portada.

Turquía, según su Constitución, no tiene religión de Estado, pero en últimos años acalla toda crítica del islam aplicando un artículo que penaliza “faltar públicamente el respeto a las creencias de una parte de la sociedad”.

Fuente: Religión Digital