(Irán) La iglesia subterránea de Irán sale a la superficie, ofreciendo ayuda durante el pico del coronavirus: informe

Los cristianos en Irán dicen que están arriesgando sus vidas para ayudar a sus vecinos en un ambiente ya hostil conocido por exportar el terrorismo islámico radical, dijo un vigilante de la libertad religiosa a Fox News.

El país de mayoría musulmana sigue siendo el epicentro del brote de coronavirus en el Medio Oriente. Temiendo una “segunda ola” después de haber visto más de 195.000 casos confirmados y 9.000 muertes, al menos un cristiano dice que los creyentes en Irán “no pueden quedarse quietos mientras la gente está sufriendo”. Es antitético para nuestra fe”, informa Open Doors USA.

“Las medidas de contención del Coronavirus no son el objeto del desafío de la iglesia”, dijo David Curry, CEO de Open Doors USA. “Más bien, su alcance es un acto de desobediencia civil hacia un gobierno que rechaza toda forma de práctica religiosa como ‘amenazas a la seguridad nacional’. Cuando un régimen opresivo hace retroceder a la iglesia, el amor por la gente la impulsa hacia adelante”.

Según la Lista de Vigilancia Mundial 2020 de Open Doors USA, la supresión de grupos religiosos por parte del régimen es la novena más severa del mundo, lo que, sin querer, alimentó uno de los movimientos cristianos de más rápido crecimiento en el mundo.

“La larga historia de violaciones de los derechos humanos del régimen iraní llevó a la iglesia a operar en gran medida en la clandestinidad a través de redes y tácticas difíciles de detectar y controlar”, añadió Curry. “El régimen está afirmando de manera oportunista su desmesurada autoridad en todos los niveles, desde su política exterior hasta el derecho de los ciudadanos individuales a practicar la fe”.

El movimiento, que ahora cuenta con unos 800.000 seguidores cristianos, en comparación con los 117.704 registrados en el censo de 2011, corre el riesgo de quedar expuesto al iniciar un esfuerzo de socorro para los afectados por COVID-19. Empezando por sus propios bolsillos, los cristianos han estado comprando y entregando alimentos y paquetes de higiene para los desempleados y los ancianos.

“Lo notable de la iglesia iraní es su capacidad para movilizar redes en línea para la divulgación fuera de línea en este entorno altamente restrictivo y cargado de riesgos”, dijo Curry. “A medida que el sufrimiento de los ciudadanos iraníes se profundiza, la iglesia clandestina está saliendo a la superficie en respuesta”.

Steve, un portavoz de la campaña de ayuda cuyo apellido no se menciona por su seguridad, dijo que los cristianos “se han acostumbrado a vivir en circunstancias difíciles”.

“Por supuesto, temían que COVID-19 los golpeara a ellos o a sus seres queridos”, dijo. “Pero también sentían que era su llamado a cuidar de las personas a su alrededor, no sólo de otros creyentes, sino también de sus vecinos, colegas y otras personas cercanas que estaban luchando”.

Los esfuerzos de socorro de los cristianos, multiplicados por el apoyo de su comunidad, se están expandiendo a medida que la necesidad de paquetes de alimentos e higiene continúa creciendo. Las dificultades económicas de Irán se deben en parte al aumento constante de la inflación, el desempleo y el coronavirus.

Después de que los gobernantes teocráticos de Irán liberaron temporalmente a unos 85.000 prisioneros, incluidos prisioneros políticos, en un esfuerzo por detener la propagación de COVID-19, se negaron a liberar a muchos cristianos iraníes encarcelados por practicar su fe. Puertas Abiertas informa que, entre octubre de 2018 y noviembre de 2019, al menos 169 cristianos fueron arrestados o detenidos sin juicio.

Fuente: Fox News