“La vida inicia desde la concepción”: Segunda Sesión del Congreso Virtual ¿Qué sucede con el Aborto en México?

Este jueves 03 de septiembre del 2020, la Fundación Conciencia Nacional por la Libertad Religiosa, en colaboración con el Centro de Bioética de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP), realizó la segunda sesión de su Congreso Virtual “¿Qué sucede con el aborto en México?”.

En esta nueva sesión del Congreso, titulada: “Perspectiva Bioética sobre el Inicio de la Vida y Riesgos de la Despenalización del Aborto”, los especialistas discutieron sobre el momento en que la ciencia cataloga como el comienzo de la vida y las implicaciones bioéticas que conllevaría el legalizar la terminación del embarazo. Para este panel, el Congreso Virtual contó con la participación de invitados expertos como: Dr. Manuel Madrazo Cabo, Presidente del Centro de Bioética de la UPAEP; Dra. Ma. de la Luz Casas Martínez, Médico Cirujano, Profesor, Doctor en Ciencias, e Investigador de Posgrado en Bioética de la Universidad Panamericana y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM); y el Dr. Enrique Mendoza Carrera, Bioquímico, Maestro y Doctor en Filosofía, y Docente Investigador de la UNAM. 

La Dra. Casas Martínez dio inicio a la discusión mediante un análisis de los aspectos científicos sobre el aborto y sus antecedentes. El movimiento proaborto ha sido suscitado por medio de políticas poblacionales desde 1970, explicó, siendo éste apoyado por la ONU a través de su “Carta de Derechos Sexuales y Reproductivos”,  y siendo impuesto a países en desarrollo por parte del Fondo Monetario Internacional (FMI). La estrategia, fue aquella de deshumanizar al niño por nacer, aseguró la Dra. Casas, quitándole su dignidad humana y dándolo  a conocer como un “producto” o “conjunto de células”. No obstante, esto cambió en 2002 cuando la Revista Científica Nature afirmó que el cigoto humano tiene funciones propias desde las primeras 24 horas de la concepción, convirtiéndolo en un organismo unicelular. En tanto, el ser humano siempre es el mismo, desde el primer día que se encuentra en el vientre de su madre hasta que muere, la forma es lo que cambia, resaltó. 

“En cualquier país del mundo, los libros señalan que el inicio de la vida humana está en el cigoto.”

Respecto a cifras estadísticas, la Dra. Casas destacó que al año se realizan 25 millones de abortos inseguros y 73 millones de abortos planeados en el mundo. Sin embargo, refutó que el aborto sea de las principales causas de muerte materna, pues éste ocupa el 12vo lugar, explicó.  La buena atención médica, apoyar a las mujeres embarazadas en situación de vulnerabilidad, luchar contra la violencia de género y desestigmatizar la adopción, son las verdaderas acciones que reducen la mortalidad materna, aseguró.

Por su parte, el Dr. Mendoza Carrera acordó con el análisis de la Dra. Casas, y señaló que es gracias al equipamiento nuevo en genética, embriología, bioquímica, así como en otras ciencias, lo que ha permitido obtener datos que indican con precisión que el inicio de la vida comienza desde la fecundación. 

“El dilema no es el momento en que se adquiere la condición humana, que científicamente no tiene duda, sino la fase de desarrollo en que se le concede los derechos humanos, como el derecho a la vida.”

El derecho a la vida es una decisión legislativa y social, que se ha modificado muchas veces en la historia, y que actualmente se discrimina legalmente en base a las características que tienen algunos periodos de desarrollo, como lo es la etapa fetal, subrayó. La fecundación no es una mezcla de genes, sino un proceso de un día que termina al producirse un cigoto. El cigoto es un ser con plena capacidad de desarrollo, tiene individualidad biológica y su identidad humana no se adquiere por interacciones con la madre, afirmó el Dr. Mendoza. Asimismo, apuntó que el debate bioético sobre el aborto orienta sus esfuerzos hacia la dignidad del ser humano desde el momento de la concepción. 

El Dr. Madrazo Cabo, dirigió su ponencia hacia los mitos que surgen alrededor del aborto. Mencionó que es triste saber que la gente no acepta la realidad científica sobre el inicio de la vida, pues el embrión comienza a presentar capacidades sensoriales desde la 7ma semana, contrario a la creencia de que el embrión no siente nada antes de las 12 semanas. El embrión comienza a ser feto desde la semana 9, por lo que permitir el aborto hasta la semana 12 es más una cuestión técnica que científica, subrayó. 

Por otra parte, destacó que el bebé se encuentra en el cuerpo de la madre, más no es parte del cuerpo de la madre, por lo que no se puede decidir sobre un ser independiente; refutando la popular frase “es mi cuerpo, yo decido”. Asimismo, negó que el aborto legal fuera precisamente un aborto seguro. Pues resaltó que el uso del medicamento Misoprostol para terminar el embarazo puede provocar hemoragias, abortos incompletos, e infecciones, causando graves lesiones, la infertilidad e incluso la muerte. 

De la misma manera, aseguró que existe un 81% más de riesgo de problemas de salud mental en mujeres que han abortado, 61% más riesgo de padecer trastornos de humor y ansiedad social, 261% más riesgo de consumir alcohol y 280% más riesgo de utilizar drogas. 

“El Instituto Guttmacher reportó 90,000 muertes por abortos clandestinos en 2009. Pero cuando comparas con datos del INEGI, en realidad solo hubieron 25. Esto nos deja ver un gran sesgo en los reportes, que distan mucho de la realidad. Datos que solo se utilizan para promover la despenalizacion del aborto.”

En lo que refiere a la despenalización del aborto en la Ciudad de México, el Dr. Madrazo mencionó que si bien, la mortalidad materna en general ha disminuido, la muerte por aborto no lo ha hecho. La despenalización del aborto no va a disminuir la mortalidad materna, aseguró, simplemente solo va a incrementar el aborto; por lo que calificó esta política pública como completamente errónea. No obstante, señaló que distintos estudios han comprobado que mientras mayor sea la tasa de pobreza, mayor es la mortalidad materna. Por lo que enfatizó que para reducir las muertes maternas, lo que se necesitan son políticas públicas que fomenten la reducción pobreza, no políticas que promuevan el aborto, concluyó.

El Congreso Virtual “¿Qué sucede con el Aborto en México?” tendrá su última sesión el día jueves 10 de septiembre, en donde panelistas expertos discutirán cómo vulnera y amenaza el aborto a la libertad religiosa. 

Fuente: Sala de Prensa Conciencia Nacional