(Marruecos) Los cristianos de Marruecos son arrestados repetidamente

Los conversos al cristianismo en Marruecos han sido arrestados repetidamente por la policía como parte de una campaña de represión de la Fe.

Jawad Elhamidy, presidente de la Asociación Marroquí de Derechos y Libertades Religiosas, dijo a la organización benéfica católica Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN) que los convertidos al cristianismo han sido detenidos hasta tres veces por semana y sometidos a hostigamiento en las comisarías de policía.

La mayoría son liberados después de ser interrogados, pero a menudo se les presiona para que vuelvan al Islam, y sufren abusos cuando se niegan.

El Sr. Elhamidy dijo: “El código penal establece que todos los marroquíes son musulmanes, por lo que los que se convierten al cristianismo se enfrentan a problemas legales, además de las amenazas a su seguridad”.

Añadió que es aún más peligroso para los cristianos convertidos cuando se hacen acusaciones de blasfemia -los cristianos han sido detenidos durante varios días y ha habido incidentes de violencia.

El activista de derechos humanos dijo que la policía también ha amenazado a cónyuges e hijos con arrestarlos.

El Sr. Elhamidy contó la historia de Mohamed Al Moghany, un musulmán convertido al cristianismo de la ciudad de Al Hajeb, cuyo empleador le había apuntado con un arma y amenazado con matarlo.

Cuando el Sr. Al Moghany presentó una denuncia ante la policía, se le dijo que no hablara de su conversión y se hicieron amenazas contra su familia.

Seis meses más tarde, tras una discusión con su empleador, fue detenido y condenado a seis meses de prisión. Su esposa también fue interrogada.

Aparte del Islam, la única religión legalmente reconocida es el judaísmo, aunque a los cristianos extranjeros que viven y trabajan en el país se les permite la libertad de culto.

El Sr. Elhamidy dijo a ACN que hay dos comunidades cristianas en Marruecos: los extranjeros que viven en el país y los marroquíes que se han convertido al cristianismo desde el Islam.

Se estima que 30.000 residentes extranjeros son católicos y 10.000 protestantes.

El número de cristianos marroquíes autóctonos se estima en 8.000, aunque algunas fuentes cifran esa cifra en 25.000 de una población total de 34,6 millones.

A diferencia de los cristianos extranjeros, los conversos no gozan de libertad de culto en virtud de la ley.

El Sr. Elhamidy dijo: “Si un marroquí entra en una iglesia, puede ocurrir una de dos cosas: o bien un policía sentado frente a la iglesia lo arresta, o bien el clérigo a cargo de la iglesia le pide a la persona que se vaya, a menos que el propósito sea el turismo”.

Añadió: “Los cristianos marroquíes rinden culto en casas-culto secretas para evitar las sanciones del Estado o el acoso de la sociedad”.

Se dice que el clero extranjero disuade a los cristianos marroquíes de asistir a sus iglesias por temor a ser acusados criminalmente de proselitismo.

Según la legislación marroquí, el proselitismo o la conversión a otra religión es un delito penal que se castiga con penas de entre seis meses y tres años de prisión.

Según Elhamidy, los líderes de las iglesias reciben una advertencia semanal de las autoridades de no acoger a los marroquíes, o serán acusados de proselitismo.

El gobierno también restringe la distribución de materiales religiosos no islámicos, así como de materiales islámicos que considera incompatibles con la escuela Maliki-Ashari del Islam suní.

Según el informe de la Asociación Marroquí de Derechos Humanos 2018-19, el Islam chiíta es denigrado en los medios y en los sermones del viernes.

Fuente: Independent Catholic News