(México) Alertan Expertos Riesgos Contra Libertad Religiosa Por Emergencia Sanitaria

La pandemia por COVID-19 en el mundo ha despertado la tentación de ciertas autoridades y naciones para restringir la libertad religiosa de sus ciudadanos y, con ello, alterar uno de los derechos humanos fundamentales, alertaron especialistas durante el panel “Libertad religiosa en tiempos de COVID-19” organizado por la asociación Conciencia Nacional por la Libertad Religiosa.

En el panel donde participaron los académicos expertos en leyes y religión: Carlos Pérez Cuevas, Javier Saldaña Serrano y Alberto Patiño Reyes se reflexionó sobre las acciones que tanto las autoridades civiles como los liderazgos religiosos han asumido durante la pandemia para encontrar un equilibrio entre el resguardo de la salud y el respeto a la libertad religiosa.

El doctor Patiño comenzó la reflexión retomando los casos de Alemania, Francia y Australia donde las autoridades civiles limitaron con más severidad el acceso a los fieles a los templos durante la etapa de reapertura de actividades post-pandemia que a salones de belleza o cafés. Recordó que algunos fieles levantaron ante sus autoridades nacionales especies de amparos para que se le permitiera la participación a los servicios de culto; también reconoció el diálogo que los líderes religiosos realizaron con las autoridades para reconocer que las actividades religiosas son también esenciales para la vida democrática de las naciones.

Por su parte, el doctor Saldaña dejó en claro que las actividades religiosas en la ciudadanía son de naturaleza esencial de la vida social, garantizadas no sólo por las leyes de los países sino por los acuerdos internacionales en materia de derechos humanos. Que, en todo caso, en la adaptación ante situaciones extraordinarias -como el caso de la pandemia- hay una responsabilidad que recae en los líderes de las comunidades religiosas para salvaguardar la salud e integridad de sus comunidades. Decisiones que no puede imponer el Estado, sino que deben ser dialogadas y acordadas en conjunto con los fieles y sus pastores.

Finalmente, el doctor Pérez sintetizó que la pandemia por COVID-19 ha sido una oportunidad para redescubrir la importancia de volver a poner en el centro de toda actividad social el valor de la dignidad de la vida humana. Consideró que, la libertad religiosa no se limita al culto o manifestaciones religiosas públicas, sino que revelan la esencia profunda del ser humano y que, por ser un bien humano básico no es sujeto de negociación para imponerle límites a su naturaleza.

El panelista recordó que incluso en los contextos de guerra no se suspenden las garantías de libertad y expresión religiosa; y que, sólo por situaciones temporales extraordinarias pueden recomendarse limitar los actos de culto.

Pérez concluyó que una crisis prolongada como la pandemia puede tentar a las autoridades a extender su influencia política en el tiempo sin necesariamente atender dinámicas del bien común y forzar a las asociaciones religiosas a restringir sus actividades.

Fuente: VC Noticias