(México) Arzobispo mexicano tras ataque a iglesias: Existe derecho a marchar pero no a destruir

Mons. Hipólito Reyes Larios, Arzobispo de Xalapa en el estado mexicano de Veracruz, denunció este 14 de junio la impunidad de manifestantes que vandalizaron iglesias y edificios públicos y privados, y aseguró que “toda persona tiene derecho a marchar y manifestarse, pero no a destruir y a estar pintando leyendas ofensivas”.

Diversas manifestaciones contra la violencia policial se han realizado en las últimas semanas en distintas partes de México, siguiendo el ejemplo de las protestas suscitadas en Estados Unidos tras la muerte de George Floyd, el 25 de mayo.

En el marco de una supuesta manifestación contra la violencia policial el 8 de junio, encapuchados dañaron diversos espacios del centro de Xalapa, entre ellos la Catedral y el Templo Expiatorio Sagrado Corazón de Jesús, conocido como “El Beaterio”.

Entre los mensajes que pintaron en los templos católicos de Xalapa se puede leer “pedófilos”, “estado opresor”, “violadores” y “guerra al estado y al capital”. Un grupo de anarquistas que logró ingresar a “El Beaterio” rompió parte de la cabeza y las manos de una imagen de la Virgen María.

En la violenta manifestación en Xalapa también participaron colectivos feministas.

Mons. Reyes Larios señaló que la manifestación del 8 de junio “no fue una marcha pacífica, sino que venían personas, jóvenes, hombres y mujeres, enmascarados o con parte de cubre bocas, traían martillos, traían palos y traían pinturas”.

“Venían pintarrajeando paredes, venían destruyendo cristales en muchos negocios”, señaló.

El Prelado lamentó que “ellos proceden con toda impunidad porque saben que no les van a hacer nada”, y señaló que “incluso destruyeron parte de la fachada de (un edificio de) la policía”.

“Para variar, otra vez rayonearon y golpearon nuestra iglesia de El Beaterio, nuestro Templo Expiatorio” dijo, así como “algo también de la Catedral”.

“Y nadie los detenía”, dijo.

Para el Arzobispo de Xalapa “es una permisión demasiado amplia”, pues “ni siquiera pagan su culpa ni resarcen los daños que causan”.

“No está bien para nuestra ciudad y no conviene que sigan fomentando ese tipo de agresiones violentas que atentan contra el estado de derecho y que además van contra terceros, con personas que no tienen nada que ver con lo que ellos están haciendo”, dijo.

“Le pedimos a Dios y también le pedimos a las autoridades que esto no se vuelva a repetir”, expresó.

Fuente: ACI Prensa