(México) Confirma Iglesia Católica apertura gradual para misas y celebraciones religiosas en Michoacán

El arzobispo de la Arquidiócesis de Morelia, Carlos Garfias Merlos, confirmó que el Consejo Interreligioso, integrado por iglesias evangélicas y la comunidad eclesial, conformaron un protocolo para la apertura del culto público y actividades religiosas en Michoacán.

En lo que corresponde a la Iglesia Católica, el arzobispo emitió una circular en la que se detalla el protocolo a seguir para las celebraciones eucarísticas, “asumiendo los lineamientos proporcionados por la CEM, por las autoridades civiles de los distintos niveles de gobierno en materia de salud”.

En tanto, se tomaron las medidas correspondientes también por la comunidad evangélica y “cada pastor y los responsables de las diferentes instancias del sector religioso, así como cada Obispo Diocesano hemos dado ya nuestras propias instrucciones en las congregaciones o comunidades religiosas, igual que en cada diócesis para la reapertura gradual al culto público.”

De acuerdo al protocolo, en la Provincia de Morelia las acciones estarán coordinadas con las autoridades estatales de salud y otros sectores de la sociedad, a fin de que quienes acudan a las celebraciones eucarísticas y religiosas no se contagien de coronavirus.

“Entre otras medidas nos estamos empeñando en: señalizar las bancas y asientos, a fin de que exista la sana distancia entre los asistentes, quienes encontrarán en la entrada un filtro sanitaria donde deberán desinfectarse las manos y mantener en todo momento el uso de cubrebocas; se evitará saludar de mano, beso y abrazo, ya que solo así se logrará evitar que un paciente asintomático contagie -sin querer- a más personas, poniendo en riesgo con esto a los sectores vulnerables a desarrollar complicaciones.”

Importante es mencionar que la semana pasada se dio a conocer el protocolo que se utilizará para las distintas celebraciones eucarísticas (primeras comuniones, bodas, confirmaciones, bautizos).

En tanto, Carlos Garfias Merlos, invitó a los fieles católicos a “seguir en el empeño de ser responsables y cuidarnos a nosotros mismos; todos estamos dispuestos a ser solidarios y serviciales los unos con los otros”.

Fuente: Contramuro