(México) Obispos de México rechazan todo intento de justificar el aborto

Los obispos de México rechazaron todo intento de justificar el aborto provocado, ante el próximo análisis de un expediente que podría legalizar esta práctica en el estado de Veracruz y que podría abrir la puerta a su aprobación en el resto del país.

“Denunciamos todo intento explícito o velado, directo o sofisticado, de justificar el aborto provocado o de arrebatar la protección jurídica a los hijos antes de nacer”, escribió este sábado 25 de julio el secretario general del Episcopado mexicano, Mons. Alfonso Miranda, en su cuenta de Twitter.

El Prelado retomó así el mensaje publicado el 24 de julio en el sitio web del Episcopado, de Mons. José Jesús Herrera Quiñones, Obispo de Nuevo Casas Grandes Chihuahua y Responsable de la Dimensión Episcopal de Vida.

Sobre la decisión que tomará la Suprema Corte de Justicia, el Prelado dijo que “su resolución podrían impactar directamente en la protección legal del derecho humano fundamental a la vida, en concreto en sus primeras etapas. Si bien sus consecuencias inmediatas tendrían efecto en ese estado, sus efectos se podrían extender a las demás entidades de país”.

“Afirmamos, acorde con la evidencia científica, que la vida humana comienza desde el momento de la concepción”, resaltó.

“El aborto no es un apoyo para la mujer, que puede ser incluso víctima al encontrarse en el vientre de su madre. Es necesario que sea reconocida y atendida esta dignidad humana en particular en el caso de la mujer en situación vulnerable”, destacó el Prelado.

Tras alentar a cuidar a las mujeres en sus “necesidades materiales y de salud física y psicológica”, Mons. Herrera recordó que “compete a las autoridades de cualquiera de los tres poderes, o de cualquier nivel de gobierno, actuar en miras a otorgar la máxima protección legal al derecho a la vida que tiene cada individuo de la especie humana en cualquier momento y circunstancia”.

“Exhortamos a todos los fieles católicos y a todos los ciudadanos a que sumemos nuestros esfuerzos para lograr que la dignidad de cada ser humano sea apreciada y que salgamos delante de los graves desafíos que se nos presentan en este momento de la historia de nuestro país”, concluyó.

Las maniobras del lobby del aborto en México

Rodrigo Iván Cortés, presidente del Frente Nacional por la Familia en México, explicó a ACI Prensa que el próximo análisis que realizará la Suprema Corte de Justicia desde el 29 de julio es el resultado de una serie de maniobras que comenzaron en Veracruz con dos agrupaciones feministas llamadas “Aquelarre” y “Brujas del Mar”.

Luego de una serie de idas y vueltas en Veracruz, donde la Constitución estatal protege el derecho a la vida “desde el momento de la concepción hasta la muerte natural”, el lobby del aborto en México logró que el caso llegue a la Suprema Corte.

Cortés indicó que en este proceso tiene un papel preponderante Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación del régimen de Andrés Manuel López Obrador, quien fue además ministra (juez) de la Suprema Corte.

“Olga Sánchez Cordero es una activista del aborto y la ideología de género, alentó ambas agendas cuando fue ministra y ahora se dedica casi exclusivamente a promoverlas. Ella ejerció presión para que la Suprema Corte atrajera el caso y se le asignara a un ministro nombrado por el presiente. Ese ministro es Juan Luis González Alcántara”.

El presidente del Frente Nacional por la Familia dijo a ACI Prensa que “González Alcántara “presentó en la sala 1 un proyecto plagado de contradicciones, mostrando una gran impericia judicial para tratar de hacer que el aborto se convierta ya no en un delito sino en un derecho, con el argumento de que penalizar el aborto es discriminar a la mujer”.

Cortés precisó que si la Suprema Corte da luz verde al aborto en Veracruz ocurrirían cuatro cosas: “se violaría la división de poderes en México, habría una violación a la soberanía de los estados, una invasión de facultades y se perpetraría un atentado al derecho fundamental a la vida, base de todos los demás derechos”.

En conclusión, “sería un golpe a la columna vertebral del estado de derecho mexicano y de la institucionalidad democrática de México”.

Con esto, indicó Cortés a ACI Prensa, “vendría el efecto dominó para que este lobby vaya presentando amparos que serían tratados por estos ministros de Olga Sánchez Cordero y de MORENA (partido del presidente López Obrador) como herramientas para la imposición del aborto”.

Ante esta amenaza, Cortés dijo que se realizará un plantón el próximo martes 28 de julio en el Zócalo de Ciudad de México con el lema “Mexicanos al grito de vida” y han lanzado además una campaña de firmas para pedir que la Suprema Corte rechace el aborto.

Fuente: ACI Prensa