(Nicaragua) Profanan con “saña y odio” capilla en Nicaragua

La capilla Nuestra Señora del Perpetuo Socorro en el municipio de Nindirí, en Masaya (Nicaragua), fue profanada con “saña y odio”, pues los desconocidos no solo robaron la custodia y el copón, sino también rompieron imágenes, pisotearon las hostias e hicieron otros destrozos.

El hecho ocurrió este miércoles 29 de julio. El sacerdote Jesús Silva, párroco de la parroquia Santa Ana, a la que pertenece la capilla, hizo la denuncia este jueves en las redes sociales.

“Dicho acto fue realizado con saña y odio pues no sólo robaron la custodia y el copón, sino que quebraron imágenes, ultrajaron el sagrario, pisotearon las hostias, quebraron bancas, ocasionaron daños a muebles, puertas y tubería, y no bastándoles con estos ultrajes, hicieron sus necesidades fisiológicas sobre lo que pudieron”, expresó en la página de Facebook de la parroquia.

El sacerdote indicó que los miembros de la capilla de la comunidad de Los Brenes, junto a los feligreses ofrecieron un acto de reparación este jueves 30. “Pedimos sus oraciones”, expresó.

Este ataque fue condenado por el Arzobispo de Managua, Cardenal Leopoldo Brenes, que denunció que este tipo de hechos “en los últimos días se ha hecho de manera frecuente en diferentes capillas.

En un comunicado, la Arquidiócesis de Managua indicó que el Purpurado exhorta a los sacerdotes a “resguardar las sagradas especies en las capillas más vulnerables”.

“El señor Arzobispo ofrece sus oraciones y reitera su llamado a los sacerdotes y fieles a estar atentos y vigilantes en el cuidado de sus capillas, pidiendo a todos unirse en oración de reparación y desagravio ante esta situación”, señaló el comunicado publicado este 30 de julio.

Hace unos días también fue profanada la capilla Nuestra Señora del Carmen, de la parroquia Nuestro Señor de Veracruz en la zona pastoral de Masaya. La Arquidiócesis de Managua denunció que “el Sagrario de Jesús Sacramentado fue arrastrado en el piso” por los desconocidos.

El párroco, P. Pablo Villafranca, dijo que los delincuentes también se robaron bienes materiales de la capilla.

Asimismo, el 20 de julio un hombre en estado de ebriedad irrumpió con una camioneta en la Catedral de Managua, destruyendo parte de la infraestructura del templo. Según testigos, el conductor iba en el vehículo con dos niños.

Fuente: ACI Prensa