(Nigeria) Cristiano nigeriano hospitalizado después de que una pareja casada fue emboscada con machetes

Un hombre cristiano en el estado de la meseta de Nigeria fue hospitalizado después de que él y su esposa fueron emboscados por un grupo de cuatro presuntos pastores Fulani a fines del mes pasado.

Con los ataques de pastores de Fulani predominantemente musulmanes que continúan victimizando a las comunidades agrícolas predominantemente cristianas en todo el Cinturón Medio del país de África Occidental, Yusuf Pam, de 40 años, dijo a un contacto de Morning Star News desde su cama del hospital sobre cómo él y su esposa, Jumai Yusuf, fueron víctimas de un ataque con machete mientras conducían sus motos el 26 de abril.

El medio de noticias de persecución sin fines de lucro informa que los residentes de la aldea de Rachos en el área del gobierno local de Riyom afirman que estaban conduciendo desde Kuru a su área de origen del distrito de Kwi cuando fueron detenidos por los radicales fulani. El ataque dejó a Pam con heridas graves, incluidos cortes en la cabeza. 

“Cuando los pastores nos detuvieron, llevaban con ellos palos, cuchillos y rifles”, dijo Pam a la fuente de Morning Star News y residente del área Dung Tabari desde su cama de hospital. “Les suplicamos que nos permitieran pasar, pero no lo hicieron, ya que cuatro de ellos descendieron sin piedad sobre nosotros. Nos atacaron cortándonos con machetes. Me cortaron en la cabeza varias veces, y esto me dejó con profundos cortes mientras sangraba ”.

Pam afirmó además que los atacantes lo atacaron y lo golpearon con palos y cuchillos. 

Afortunadamente, su esposa pudo escapar con solo cortes menores y manos hinchadas como resultado de ser golpeado con palos. 

Yusuf, la esposa, dijo que ella y su esposo pidieron ayuda a gritos. Pero nadie pudo acudir inmediatamente a su rescate. Ella huyó de la escena y corrió a un pueblo cercano en busca de ayuda.

Cuando Yusuf vio a los atacantes rodear a su esposo, temió en el momento en que lo hubieran asesinado. 

“Pensé que mi esposo ya estaba muerto”, dijo.

Cuando se acercó a la aldea, dijo que los miembros de la aldea corrieron a ayudar a la pareja. Cuando regresó a la escena del crimen con los miembros de la aldea, vieron a su esposo acostado en un charco de sangre.

“Él ya estaba en un punto entre la vida y la muerte”, dijo. 

Con la ayuda de los aldeanos, la pareja fue llevada a un hospital cercano. 

Esta no es la primera vez que la pareja fue víctima de presuntos atacantes Fulani. 

Hace más de cinco años, los radicales fulani atacaron la aldea de Rachos. Como resultado, la pareja y la mayoría de los residentes del pueblo fueron desplazados de su hogar, informó Morning Star News.  

Según la pareja, han estado viviendo en un campo de desplazados desde el ataque. 

“Estoy apelando a la intervención, ya que no puedo pagar las facturas del hospital, ya que todo esto mientras vivíamos en un campamento de desplazados internos desde el ataque a nuestra comunidad por parte de los pastores en 2015”, dijo Pam. 

El esposo y la esposa son miembros de la congregación de la Iglesia de Cristo en las Naciones en el pueblo de Rachos. 

El ataque del 29 de abril se produce cuando las estimaciones sugieren que cientos de cristianos nigerianos han sido asesinados por los ataques de Fulani en 2020. 

Aunque los enfrentamientos entre los pastores fulani y las comunidades agrícolas predominantemente cristianas han existido durante décadas, los defensores dicen que la gravedad y la cantidad de los ataques fulani contra las aldeas agrícolas en los últimos años han aumentado considerablemente. 

La organización no gubernamental con sede en Nigeria, dirigida por la criminóloga Emeka Umeagbalasi, Sociedad Internacional para las Libertades Civiles y el Estado de Derecho (Intersociedad), informó a principios de abril que al menos 400 cristianos fueron asesinados por pastores Fulani solo en 2020. 

“Estamos profundamente preocupados y preocupados por las continuas invasiones armadas de los pastores Fulani, quienes están perpetrando estos ataques básicamente no solo para reducir nuestra fuerza numérica sino también para avanzar en su curso incivilizado de acaparamiento de tierras”, dijo Tabari a Morning Star News. 

Intersociety también informó en abril que al menos 11,500 cristianos han sido asesinados desde 2015 por pastores Fulani, militantes de Boko Haram y bandidos de la carretera.

Grupos internacionales de derechos humanos como Christian Solidarity International y Jubilee Campaign han advertido a los actores internacionales que el nivel de violencia contra los cristianos en Nigeria ha alcanzado el nivel de “genocidio”. 

Millones de personas han sido desplazadas por la violencia en la región noreste devastada por el terror del país por Boko Haram, y la Provincia de África Occidental del Estado Islámico, así como en el Cinturón Medio por radicales Fulani en los últimos años.

Nigeria está clasificada como el 12º peor país del mundo en lo que respecta a la persecución cristiana en la Lista Mundial de Vigilancia 2020 de Open Doors USA . Nigeria también está calificado por el Departamento de Estado de los Estados Unidos como un “país de especial preocupación” por tolerar violaciones sistemáticas, continuas y atroces de la libertad religiosa. 

En un ataque reciente reportado por la Fundación Stefanos, tres mujeres y un hombre fueron asesinados y 36 casas fueron quemadas cuando presuntos radicales fulani atacaron una aldea agrícola en el estado de Kaduna de Nigeria el 19 de abril. 

Según los informes , el 12 de abril, 12 cristianos fueron asesinados y otros dos secuestrados cuando presuntos radicales fulani atacaron una ceremonia de boda en el noroeste de Nigeria. 

Ese ataque siguió a otros ataques Fulani reportados que se dijo que ocurrieron en marzo. 

Fuente: Christian Post