(Nigeria) ISWAP ejecuta a 5 trabajadores nigerianos en un video de advertencia a los cristianos

Militantes alineados con el Estado Islámico de Nigeria han ejecutado a cinco trabajadores de ayuda, declarando en un vídeo publicado en línea que los asesinatos fueron una advertencia a “todos aquellos que están siendo utilizados por los infieles para convertir a los musulmanes al cristianismo”.

Un video apareció el miércoles pasado mostrando a los hombres arrodillados con los ojos vendados y luego disparados por detrás por militantes enmascarados con AK-47 en el terrorífico estado de Borno. Se dice que la ejecución tuvo lugar hace dos domingos.

El secuestro y asesinato de los hombres ha sido reclamado desde entonces por el Estado Islámico en la Provincia de África Occidental, un grupo derivado del mortífero grupo terrorista Boko Haram.

Según el Grupo de Inteligencia SITE, ISWAP reivindicó la responsabilidad a través de su periódico digital, al-Naba.

Morning Star News, una organización sin fines de lucro que vigila los actos de persecución de los cristianos en el extranjero, informa de que tres de los hombres a los que se disparó por la espalda fueron identificados como cristianos por un residente de Borno. Se dice que los otros dos ejecutados en el video son musulmanes. En el video de 35 segundos, se informa que un yihadista condenó al cristianismo.

“Este es un mensaje para todos aquellos que están siendo usados por los infieles para convertir a los musulmanes al cristianismo”, se citó a un militante diciendo en el idioma Hausa, según la traducción de Morning Star News.

“Queremos que entiendan que aquellos de ustedes que están siendo usados para convertir a los musulmanes al cristianismo sólo están siendo usados para propósitos egoístas.”

El yihadista continuó diciendo que “es la razón por la que te capturamos”.

“No les importa rescatarlos o trabajar para asegurar su liberación de nosotros, y esto es porque no los necesitan ni valoran sus vidas”, se citó al militante diciendo. “Por lo tanto, os pedimos que volváis a Alá convirtiéndoos en musulmanes. Continuaremos bloqueando todas las rutas [autopistas] por las que viajen”.

El militante advirtió que si otros no “hacen caso a nuestra advertencia”, el “destino de estos cinco individuos será su destino”.

Hablando con el Morning Star News, un residente de Borno identificó a los tres cristianos asesinados en el vídeo como Ishaku Yakubu, un cooperante de Acción contra el Hambre y miembro de la Iglesia de los Hermanos; Luka Filibus, un cooperante del Comité Internacional de Rescate; y Joseph Prince, un trabajador de una empresa de seguridad privada que era miembro de la Iglesia Cristiana Redimida en Maiduguri.

El Presidente de Nigeria, Muhammadu Buhari, confirmó los asesinatos y prometió llevar a los autores ante la justicia. Buhari también confirmó que los cinco hombres eran trabajadores humanitarios afiliados a Acción contra el Hambre, el Comité Internacional de Rescate, REACH International y el Organismo Estatal de Gestión de Emergencias de Nigeria.

Según el New York Times, los hombres viajaban entre la ciudad de Maiduguri y Monguno cuando fueron secuestrados en junio.

El nuevo vídeo es el último vídeo de ejecución publicado por los militantes alineados con el Estado islámico en Nigeria.

En enero apareció otro vídeo que muestra la ejecución del reverendo Lawan Andimi, presidente del capítulo de la Asociación Cristiana de Nigeria en la zona del gobierno local de Michika del Estado de Adamawa. Según se informa, Andimi fue ejecutado después de negarse a negar a Cristo.

También en enero, otro video mostró a un niño soldado ISWAP ejecutando a un estudiante cristiano de 22 años.

En diciembre pasado, otro video de ISWAP mostró a la facción extremista que pretendía matar a 11 cooperantes cristianos en lo que llamó un “mensaje [para] los cristianos del mundo”.

Activistas de la libertad religiosa de todo el mundo han denunciado la ejecución de los cinco cooperantes.

“La ejecución de los cooperantes por parte de ISWAP es más que reprobable”, dijo en una declaración Tony Perkins, vicepresidente de la Comisión de Libertad Religiosa Internacional de Estados Unidos y destacado activista social conservador con sede en Washington.

“El grupo islámico militante no muestra ningún remordimiento ya que continúa atacando a civiles en base a su fe, como Leah Sharibu que fue secuestrada por Boko Haram hace más de dos años”.

El Comisionado de la USCIRF, Frederick A. Davie, vicepresidente del Seminario Teológico de la Unión en la ciudad de Nueva York, dijo que el ISWAP y Boko Haram no representan “ni la historia ni el futuro del Islam en África”.

“Sus acciones violentas son una vergüenza para el vibrante patrimonio islámico de la región, y deben ser contrarrestadas por asociaciones fuertes e inclusivas entre las naciones africanas y la comunidad internacional, incluyendo el gobierno de Estados Unidos”, dijo Davie.

En 2016, ISWAP se separó de Boko Haram, una insurgencia extremista islámica que ha causado estragos en el noreste de Nigeria y en la región del lago Chad desde 2002. ISWAP también declaró su lealtad al Estado Islámico, que en ese momento tenía territorio en Irak y Siria.

A lo largo de los años, ambos grupos han matado y secuestrado a miles de personas. Según las Naciones Unidas, más de 3,4 millones de personas han sido desplazadas en el noreste de Nigeria.

Boko Haram se ha ganado la reputación de ser uno de los grupos extremistas más mortíferos del mundo, responsable de que decenas de miles de personas queden viudas y huérfanas.

La ONU informó en abril que la crisis de una década de duración sólo en el noreste ha dejado a más de 7 millones de personas necesitadas de asistencia humanitaria en los estados nororientales de Borno, Adamawa y Yobe.

El Gobierno de Nigeria ha sido objeto de críticas de los defensores de los derechos internacionales que afirman que no está haciendo lo suficiente para prevenir y detener la violencia cometida por Boko Haram y el ISWAP en el noreste, así como las atrocidades que siguen cometiendo los pastores radicales fulani contra las comunidades agrícolas predominantemente cristianas en los estados del centro-norte.

Los defensores piden el nombramiento de un enviado especial del Departamento de Estado de los Estados Unidos para vigilar la violencia en Nigeria y en toda la región del lago Chad. Una creciente coalición de grupos de derechos advierte de las posibles consecuencias “genocidas” de las medidas adoptadas para frustrar la violencia.

Un nuevo informe publicado esta semana por el Comité Internacional sobre Nigeria, una organización sin fines de lucro con sede en los Estados Unidos que trabaja para asegurar un futuro para todos los nigerianos, incluye testimonios de algunas de las más de 60.000 víctimas de la violencia en Nigeria. El informe presenta investigaciones compiladas y producidas por los esfuerzos de colaboración de ICON y la Organización Internacional para la Construcción de la Paz y la Justicia Social.

“La violencia y la brutalidad actuales perpetradas contra nigerianos inocentes por terroristas islamistas como Boko Haram y los militantes fulani tienen que cesar; es así de simple”, dijo en una declaración el cofundador de ICON, Stephen Enada. “El presidente Buhari y su administración están tratando de dictar la narrativa y condicionar al mundo, en realidad, a creer que los cristianos de Nigeria están a salvo del terrorismo, lo cual es simplemente falso, como verifica nuestro informe”. Un enviado especial de los Estados Unidos es clave para cambiar las cosas en Nigeria”.

Fuente: Christian Post