(Perú) Gobierno de Perú no contempla reabrir iglesias pese a que aprobó protocolo de obispos

La ministra de Salud del Perú, Pilar Mazzetti, aseguró que la reapertura de iglesias “no está contemplada” y que no ha recibido ningún pedido de los obispos, pese a que su ministerio aprobó el protocolo presentado por la Conferencia Episcopal Peruana para reabrir los templos.

En entrevista concedida a RPP el 2 de septiembre, se le preguntó a la ministra si el Gobierno contempla en alguna de las fases de reactivación la apertura de las iglesias y el reinicio de Misas con presencia de fieles, tal como se ha hecho con restaurantes o centros comerciales. “En este momento me temo que no está contemplado”, respondió Mazzetti.

“Recuerden que la proximidad [entre las personas] es la que nos genera la mayor cantidad de dificultades, y el tiempo de permanencia. Mientras más tiempo nosotros nos exponemos y más cerca estamos nos va a generar dificultades. A nivel mundial no se ha hecho este tipo de reapertura en los países en donde se maneja un término medio de protección de la población”, dijo la ministra.

El periodista preguntó a la ministra si las iglesias han hecho algún pedido o presentado un protocolo. “No, honestamente no. Nos vemos con cierta frecuencia con la Conferencia Episcopal por los asuntos de Respira Perú”, la campaña de la Iglesia para gestionar plantas de oxígeno, pero “no hemos recibido ningún pedido”, aseguró Mazzetti.

Al insistirle por qué no se pueden abrir las iglesias y sí activar los vuelos comerciales, Mazzetti argumentó que “en el caso de los aviones se toma una serie de precauciones en cuanto a la circulación de aire y la separación de los asientos con separaciones transparentes que están colocando para que el aire no se vaya a cruzar y demás”.

Obispos sí presentaron protocolo

Sin embargo, en mayo la Conferencia Episcopal Peruana sí presentó un protocolo al Ministerio de Salud “para las actividades religiosas” manteniendo las medidas de bioseguridad, como el distanciamiento social entre los fieles.

El documento de los obispos fue respondido el 9 de junio de 2020 por el Ministerio de Salud, liderado entonces por Víctor Zamora.

La respuesta fue dirigida al P. Guillermo Inca Pereda, secretario general adjunto del Episcopado, y está firmada por Soraya Altabas, secretaria general del Ministerio de Salud. El documento incluye 19 sugerencias y tres conclusiones para modificar el protocolo remitido por Mons. Miguel Cabrejos, presidente de la CEP.

El Episcopado acogió las sugerencias del Ministerio de Salud y el 25 de junio dio a conocer el “Protocolo para las actividades religiosas de la Iglesia Católica en tiempos de pandemia”, que deja a cada obispo la elección de la fecha del reinicio de Misas con fieles y la gradual apertura de los lugares de culto.

De hecho, varias diócesis como Lurín, Tacna y Moquegua, Chiclayo, Piura, Arequipa, Yauyos y Trujillo ya han abierto iglesias para la oración privada de los fieles, y en algunos casos para la Misa pública y confesiones, siguiendo el protocolo aprobado por el Ministerio de Salud.

El protocolo establece, entre otras cosas, que “los templos y capillas se abrirán para el culto público, como la celebración de la Santa Misa y demás sacramentos, la celebración de la Palabra de Dios, la adoración del Santísimo y el rezo del Santo Rosario, evitándose en todo momento la aglomeración de personas y observándose estrictamente el distanciamiento mínimo de un (01) metro entre persona y persona, el uso permanente y obligatorio de mascarilla y la reducción del aforo del templo a un tercio de su capacidad”.

Esta disposición sigue lo sugerido por el Ministerio de Salud (Minsa), que modificó el texto original que decía que “los templos y capillas se abrirán para ofrecer el culto público, como la celebración de la Santa Misa y demás sacramentos, la celebración de la Palabra de Dios, la adoración del Santísimo y el rezo del Santo Rosario, observando estrictamente las normas gubernamentales establecidas”.

Otra disposición del protocolo aprobado por el ministerio establece que los mayores de 65 años o personas que padecen cáncer, diabetes y obesidad, u otras enfermedades que pueden agravarse debido al COVID-19, no deben asistir a Misa.

El protocolo también señala que los templos, debidamente desinfectados y manteniendo las normas de bioseguridad, deberán seguir estas disposiciones. No se usará agua bendita y no se podrá tocar ni besar las imágenes. Se podrá celebrar Misa al aire libre, allí donde se pueda, manteniendo la dignidad de los sacramentos y las medidas sanitarias.

“El Consejo Permanente de la Conferencia Episcopal Peruana presenta este Protocolo, en coordinación con el Ministerio de Salud, para que cada obispo en su Jurisdicción Eclesiástica determine cuándo y qué templos se abrirán habiendo asegurado el cumplimiento de las normas de este Protocolo”, concluye el texto.

ACI Prensa conversó este miércoles 3 de septiembre con el Obispo de Chiclayo, Mons. Robert Prevost, quien explicó que en su diócesis, en donde hay 50 parroquias, “solo han abierto de manera excepcional unas diez”.

El Prelado precisó que esta apertura “de manera excepcional” se hace de lunes a viernes, mientras que los “domingos no hay Misa, siguiendo lo establecido por el gobierno”, que ante el aumento de casos de coronavirus decretó la inmovilización los días domingos en todo el país.

Mons. Prevost dijo que “algo que ha sorprendido a los párrocos es que cuando han abierto las iglesias solo llegan de 10 a 15 personas”, y entre ellas no se admiten niños ni personas que integran la población vulnerable.

Al ser preguntado sobre si siguen el protocolo de la CEP, el Obispo de Chiclayo respondió: “Así es”.

Por su parte, el Obispo Prelado de Yauyos, Mons. Ricardo García, dijo a ACI Prensa que en su jurisdicción se han abierto algunas iglesias para la oración privada de los fieles y, en contados casos, hay Misa con muy pocas personas, como cuando se ha celebrado matrimonios.

“Lo que hacemos ahora es atender a los fieles que lo requieren cuidando al máximo la posibilidad de contagio”, resaltó.

Los casos de coronavirus en el Perú son 663.437 y hay 29.259 fallecidos. Los recuperados son 480.177, mientras que los casos activos ascienden a 154.001.

Fuente: ACI Prensa