(Polonia) El Presidente de Polonia explica por qué es fundamental para un país fortalecer la familia

El presidente de Polonia, Andrzjej Duda, explicó recientemente por qué fortalecer la familia es “fundamental” para la existencia de un Estado.

Entrevistado por EWTN/ACI Prensa el 25 de septiembre, Duda destacó que la promoción de la familia es “un tema muy importante”, y aseguró que “la familia en mi presidencia y en mi vida tiene un valor inmenso y en mi forma de ver el Estado, todo Estado, pero primero, obviamente, el Estado polaco”.

Duda, que ganó recientemente la reelección para un segundo periodo como presidente de Polonia, dijo que “no hay Nación, no hay Estado sin una familia que tiene hijos, que a su vez causa la renovación de las generaciones, que significa que la nación permanece y puede crear un Estado”.

“Así que si alguien piensa en sí mismo como un patriota polaco, si alguien piensa que Polonia debe permanecer, que nuestra Nación debería existir, entonces no debería haber duda de que la familia en todo esto tiene un significado fundamental”, señaló.

El Presidente de Polonia indicó que “trato de proclamar estos puntos de vista no solo en Polonia, y construir este marco legal y sistémico para que la familia pueda crecer de la mejor forma, tener la mayor cantidad de hijos, ser apoyada por el Estado Polaco, tal como estipula la Constitución polaca”.

“El matrimonio, de acuerdo a la Constitución de Polonia, es una unión entre un hombre y una mujer. Y los padres tienen el derecho de criar a sus hijos de acuerdo a sus convicciones. Estos son los derechos fundamentales escritos en la Constitución de Polonia”, recordó.

Para Duda su trabajo en la defensa y promoción de la familia es sencillamente actuar “de acuerdo a la Constitución polaca. Y no dudo en hablar sobre eso en la Unión Europea. Pero trabajo, sirvo a Polonia, ese es mi deber. Y cómo los políticos en otros países, otros presidentes, abordan esto, esa es su prerrogativa”.

“Y son sus sociedades quienes los hacen responsables. Esa es mi aproximación. Y esta es una aproximación cristiana. Y este es, en mi opinión, el acercamiento más profundamente correcto”, dijo.

El presidente polaco subrayó que “fui criado en una familia que siempre ha sido católica, por generaciones. Ese es el tipo de familia en la que crecí. Esta conexión con la Iglesia, con la comunidad cristiana católica, siempre fue un hecho, desde el inicio de mi vida. Y siempre fue muy importante en mi hogar para mis padres y abuelos”.

Duda destacó además que quienes nacieron entre la década de 1960 y la de 1980 son conocidos como “la generación Juan Pablo II”.

“Crecimos con las peregrinaciones del Santo Padre. Y Cracovia era el lugar que el Santo Padre, durante la historia de su pontificado, visitó más a menudo. Era, después de todo, su ciudad. Él fue el metropolitano de Cracovia y el Cardenal de Cracovia antes de que se convirtiera en Papa”, recordó.

“Y el Santo Padre hizo la cosa más grande que podrías hacer por los polacos en esa época, a saber, le mostró a la generación de mis padres cuánta gente en Polonia piensa igual. Durante el oscuro tiempo del comunismo, en 1979, vino en una peregrinación a Polonia y la gente se reunió y vio que había millones de ellos. Y esos millones de estas personas son de la misma fe y piensan igual”, dijo.

Duda señaló que la peregrinación de San Juan Pablo II a su país natal “fue el comienzo de los cambios en Polonia. Y después de eso, en 1980, se creó Solidarnosc (Solidaridad). Este año estamos celebrando el 40 aniversario de Solidarnosc. Y ese era el inicio del fin del comunismo. A pesar de la imposición de la ley marcial, todo esto no pudo ser detenido”.

“El Santo Padre estaba aquí (en Roma) y estaba vigilante todo el tiempo. Y así es como tenemos libertad, debido a él. No hay duda de eso”, aseguró.

Andrzjej Duda, que es recordado por recoger cuidadosamente una hostia consagrada del piso para que no sufriera daño alguno poco antes de iniciar su primer periodo presidencial en Polonia en 2015, se pronunció también sobre quienes profanan la Eucaristía.

“Nuestra religión nos dice que seamos dóciles. Nuestra religión católica nos dice incluso que amemos a nuestros enemigos. Esto es lo que Jesús nos enseñó. Esto es muy difícil, pero todos deberían intentar y todos nosotros deberíamos vivir de la mejor forma posible”.

“Y creo que esto es abusado por varios tipos de artistas que son enemigos del cristianismo y el catolicismo”, quien profana así la Eucaristía sabe que “los católicos, los cristianos, no le harán daño de forma alguna por eso”.

Los supuestos artistas que profanan la Eucaristía, añadió, tienen una “valentía barata”.

Fuente: ACI Prensa