Primer Foro de Libertad Religiosa en el Marco de la 50 Asamblea General de la OEA

Este 27 de octubre de 2020, en conmemoración del Día Internacional de la Libertad Religiosa, se celebró el “Foro de Libertad Religiosa en el Marco de la 50 Asamblea General de la OEA”. El evento fue organizado y promovido de manera conjunta por Fundación Conciencia Nacional por la Libertad Religiosa, Alliance Defending Freedom (ADF) International y el Congreso Iberoamericano por la Vida y la Familia. 

El Foro de Libertad Religiosa contó con la participación de destacados especialistas en materia de derechos humanos y libertad religiosa como: Su Excelencia Alejandro Ordoñez, Embajador de Colombia ante la Organización de Estados Americanos (OEA); Su Excelencia Luis Lam Padilla, Embajador de Guatemala ante la Organización de Naciones Unidas (ONU); la Doctora Ana Maria Celis, Directora del Centro UC de Derecho y Religión de la Pontificia Universidad Católica de Chile; el Rab. Dr. Richard Gamboa Ben-Eleazar, Canciller del Consejo Rabínico Libre e Independiente de las Américas; y la Diputada Elsa Méndez, Diputada Local de la LIX Legislatura del Estado de Querétaro, México. 

El evento virtual fue inaugurado por la Lic. Neydi Casillas, Abogada Principal para la OEA y América Latina de ADF International, quien destacó el objetivo del Foro como una idea para enfatizar el Día Internacional de la Libertad Religiosa, el cual es constantemente ignorado por la sociedad a nivel regional. En 2018 en la OEA, explicó, se presentó una resolución encabezada por Estados Unidos para proteger la libertad religiosa. Este año, durante el 50mo Periódo Ordinario de Sesiones de la  Asamblea General, el cual concluyó este 21 de octubre, se volvió a presentar una resolución en la materia y se enfatizó el Día Internacional de la Libertad Religiosa. En consecuencia, comentó la Lic Casillas, el Foro de Libertad Religiosa fue ideado para servir como un espacio para informar a la sociedad sobre los acontecimientos relacionados con la materia. 

“Muchas veces se ha tratado de menoscabar la libertad religiosa. Por eso la idea es tener una reflexión sobre lo que está pasando, cómo ha sido tratada [la libertad religiosa] en la OEA, y cómo podemos seguir impulsando para darle importancia.”

Durante su intervención, Su Excelencia Alejandro Ordoñez, Embajador de Colombia ante la Organización de Estados Americanos (OEA), resaltó la importancia y el contexto de las normas que fueron aprobadas durante el Periodo Ordinario de Sesiones de la Asamblea General. Asimismo, el Embajador destacó que el derecho de los padres a escoger la educación de sus hijos no es una norma nueva, por el contrario, es un derecho que se encuentra protegido por distintas herramientas internacionales como la Convención Americana de Derechos Humanos, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, y en muchas de las Constituciones de los países de América. 

Del mismo modo, el Embajador Ordoñez hizo referencia al llamado “activismo judicial”, el cual explicó se refiere a la tendencia del poder legislativo de ejercer sus funciones construyendo nuevas normas en cada decisión, haciendo caso omiso de las normas establecidas. Esta ideología, declaró, está sustentada bajo la justificación de que los derechos humanos son un derecho “vivo”, por lo cual se van definiendo en razón de la voluntad de una mayoría. 

“Esta ideología hace desaparecer la voluntad política de los Estados. Pasando de lo establecido en una Convención a la legitimación del aborto como un derecho”. 

El riesgo, enfatizó el Embajador Ordoñez, se encuentra en que los jueces del Sistema Interamericano de Protección de los Derechos Humanos, comparten esta ideología y terminan por imponer agendas. Haciendo referencia a la próxima sesión de la Asamblea General, en donde se elegirán a 7 nuevas personas, 4 para la Corte Interamericana y 3 para la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, el Embajador fijó como prioritario el activismo interno de las organizaciones para lograr que los gobiernos designen candidatos con un perfil adecuado para ejercer su función de manera ponderada. 

Su Excelencia Luis Lam Padilla, Embajador de Guatemala ante la Organización de Naciones Unidas (ONU), explicó la importancia de la libertad religiosa dentro del marco jurídico de las Naciones Unidas. Resaltó que el párrafo preambular no. 3 de la Carta de Naciones Unidas indica que se reafirma la fe en los derechos humanos fundamentales del hombre y en la dignidad y valor de la persona humana. Al mencionar la palabra fe, las Naciones Unidas reconocen a la libertad religiosa como un derecho humano que hay que proteger y pelear para poder ejercer, comentó. A su vez, destacó que la Declaración Universal de los Derechos Humanos en sus artículos 12 y 18 establece la libertad religiosa, de pensamiento y conciencia como un derecho humano fundamental. 

“Artículo 18. Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de creencia, así como la libertad de manifestar su religión o su creencia, individual y colectivamente, tanto en público como en privado, por la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia.”

Declaración Universal de los Derechos Humanos

El Embajador Lam también mencionó que las Naciones Unidas integran la libertad religiosa dentro del sistema de la organización mediante los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030, la cual se practica y ejercita a través del Consejo Económico y Social (ECOSOC). Específicamente, hizo un énfasis en el “Objetivo no.16: paz, justicia e instituciones sólidas”, en cual se encuentra la libertad religiosa como un medio para alcanzar sociedades inclusivas, pacíficas y justas. Recalcó que para alcanzar una paz social y nacional debe garantizarse la libertad religiosa, pues recordó que la intolerancia solo ha traído consigo guerras y conflictos. 

Expresando la posición de Guatemala, el Embajador Lam reiteró que su Constitución comienza invocando el nombre de Dios, por lo cual, se reafirma en esa misma oración la libertad religiosa. Además, subrayó que el prólogo de la Constitución Guatemalteca reconoce a la familia como génesis primario y fundamental, y destacó que no existe ninguna otra Constitución la cual reconozca los valores espirituales y morales de una sociedad. 

Por su parte la Dra. Ana María Celis, Directora del Centro UC de Derecho y Religión de la Pontificia Universidad Católica de Chile, comenzó su intervención celebrando que la libertad religiosa sea un tema en la Asamblea General de la OEA, lo cual comentó, era impensable en sesiones pasadas. Indicó que el Pew Research Center clasifica a Latinoamérica como una región no problemática en cuanto a la libertad religiosa, al mismo tiempo que estima que para 2050 va a haber una mayoría musulmana en todas las regiones del mundo, salvo en América Latina. En consecuencia, la Dra. Celis destacó que la región parte desde un punto muy distinto al que parten otras instituciones de otros países. En América Latina el problema central, enfatizó, se genera a causa de que los gobiernos y la sociedad no perciben la libertad religiosa como un derecho humano fundamental ni le designan un debido presupuesto federal, como se hace con otros derechos fundamentales como la educación o la salud. Es decir, el problema crucial en los países latinoamericanos es la indiferencia hacia la libertad religiosa, declaró. 

Por otra parte, felicitó que en este último periodo de sesiones de la Asamblea General de la OEA se hablara de religión y no de culto, pues explicó, culto hace referencia únicamente a manifestaciones externas, mientras que religión abarca el estilo de vida y las convicciones de la persona. Asimismo, resaltó que laicidad no significa anular al sector religioso; confusión que ocurre con frecuencia en los países de América Latina. 

“El Estado debe valorar y respetar el aporte religioso, igual que respeta a las ONGs. Existe un sesgo en el aspecto religioso en el que el Estado valora el aporte humanitario, pero restringe a las asociaciones religiosas.”

Subrayó que en este sentido erróneo de laicidad,  durante la pandemia generada por el virus COVID-19, se cerraron más templos en América Latina que en muchas otras regiones del mundo. No obstante, sin posibilidad de conexión virtual a ceremonias religiosas o ayuda espiritual debido a la alta tasa de pobreza en la región, destacó. Asimismo, mencionó cómo es que en varios países del continente, a pesar de que presuntamente existe libertad religiosa, se configura una relación institucional en la que se privilegia a una religión más que a otra, poniendo en riesgo la libertad religiosa de las minorías. 

El Rab. Dr. Richard Gamboa Ben-Eleazar, Canciller del Consejo Rabínico Libre e Independiente de las Américas, comentó sobre la incidencia que el Foro Latnoamericano de Líderes Religiosos genera para garantizar la libertad religiosa y los derechos humanos relacionados. Explicó cómo algunos grupos han tratado de estigmatizar y satanizar la cooperación interreligiosa, no obstante, la colaboración interreligiosa no es más que el trabajo conjunto para ayudar a resolver problemas en común, respetando las creencias de cada religión, declaró. Para tal efecto, resaltó la importancia de que los derechos garanticen la inclusión religiosa y la participación de las comunidades religiosas en la vida pública. 

“Se necesita fortalecer los mecanismo judiciales y educativos públicos para desalentar la discriminación  y la violencia por motivos religiosos.”

El Rabino Gamboa destacó que no existen leyes contra la discriminación en muchos países, dejando un vacío amplio para garantizar que nadie sea discriminado por su religión. Haciendo énfasis en las palabras de la Dra. Celis, remarcó que no se debe confundir estado laico con estados antirreligiosos, ni permitir que algunos grupos destruyan derechos humanos bajo el lema de progresismo. De tal manera, concluyó su intervención insistiendo en que la libertad religiosa no puede seguir siendo relegada exclusivamente a lo privado, por lo cual, incentivó a apoyar iniciativas interreligiosas a nivel nacional e internacional. 

La Diputada Elsa Méndez, Diputada Local de la LIX Legislatura del Estado de Querétaro, México, mencionó la protección de la libertad religiosa en los Artículos 1ro y 24to de la Constitución Mexicana, acentuando la libertad religiosa como un derecho intrínseco de la persona humana y de gran importancia para toda nación. La Diputada Méndez se declaró preocupada porque en México persista la discriminación por motivos religiosos, y destacó que la religión ocupa la segunda causa por discriminación en el país. 

“Soy un ejemplo vivo de la discrimiación por defender la libertad religiosa y el derecho de los padres a escoger la educación de sus hijos siguiendo sus principios religiosos. En Querétaro [México] existe una policía de pensamiento que vigila cómo hablamos y pensamos para podernos censurar.”

La Diputada comentó sobre la manera en que ha sido denunciada, y la numerosas veces en que han solicitado su renuncia, por expresar su fe y defender sus principios religiosos. Aseguró que existe un odio al discurso y a la fe, y que la crítica a la laicidad proviene de los enemigos a la libertad religiosa. El progresismo quiere cortar la libertad religiosa y la objeción de conciencia, afirmó, atacar la libertad de ser creyente y expresarlo. 

Asimismo, comentó sobre el proyecto de ley que ingresó el día de hoy 27 de octubre, en el Estado de Querétaro, que tiene como principal objetivo promover la libertad religiosa como un bien tutelado. 

El Lic. Cristian Badillo Gutiérrez, Director General de Fundación Conciencia Nacional por la Libertad Religiosa, enfatizó que la libertad religiosa requiere la atención de la sociedad, gobiernos y de los mecanismos internacionales para poder entenderse y protegerse como un derecho humano fundamental. Destacó que es interesante que las investigaciones minimicen el impacto de la religión en el actuar público, así como menoscaben los índices de intolerancia y discriminación por motivos religiosos. La persecución se quiere entender como la muerte o despoje de personas, declaró, no obstante, en la actualidad la intolerancia tiene muchas caras. Afirmó que no se puede hablar de libertad religiosa sin libertad de expresión, de culto, de conciencia o la libertad de los padres a educar a sus hijos de acuerdo a sus principios religiosos. Asimismo, alentó a no desestimar la importancia de este derecho, e hizo un llamado a los organismos internacionales a escuchar lo que la sociedad quiere decir y que se le represente debidamente. 

“Libertad religiosa para todos significa en todos los espacios y para cualquier persona”

El Foro de Libertad Religiosa concluyó con unas breves palabras del Lic. Aarón Lara, Presidente del Congreso Iberoamericano por la Vida y la Familia, quien aseguró la libertad religiosa como un tema de relevancia mundial y de actualidad en las últimas semanas. Además, el Lic. Lara mencionó la firma del Consenso de Ginebra para defender la vida como un logro para afirmar que no existe ninguna ley internacional que establezca el aborto como un derecho. Subrayó que la movilización de los creyentes en el ámbito público ha crecido mucho durante los últimos años, y aseguró que seguirá creciendo, pues es el derecho de todo individuo de manifestar sus creencias y no por eso debe ser objeto de discriminación. Finalmente, aseguró que muchos más eventos sobre la materia están por venir. 

Fuente: Sala de Prensa Conciencia Nacional