(Vietnam) El hijo de un pastor encarcelado fue apaleado con una estaca, detenido por la policía vietnamita en medio de la visita del embajador de EE.UU.

La esposa de un pastor encarcelado y activista de la democracia en Vietnam dice que ella y sus familiares fueron golpeados y detenidos por la policía el día en que el embajador de los Estados Unidos Daniel Kritenbrink visitó su distrito.

“El 26 de junio, oficiales del departamento de policía de la comuna de Quang Yen vinieron a mi casa, ordenando a todos los miembros de la familia que no salieran de la casa durante los próximos días”, dijo Nguyen Thi Lanh, la esposa del pastor Nguyen Trung Ton, al servicio vietnamita de Radio Free Asia, que señaló la “intensificación de la represión contra los activistas de los derechos humanos y los disidentes [se está produciendo] seis meses antes del próximo congreso quinquenal del Partido Comunista de Vietnam”.

El lunes siguiente por la noche, el día anterior a la visita de Kritenbrink, las autoridades comunistas cerraron la puerta que rodea la casa de la familia, según el servicio de radiodifusión sin fines de lucro financiado por el gobierno de los Estados Unidos.

Thi Lanh explicó en su entrevista que el martes por la mañana, usó un par de alicates para romper las cerraduras de la puerta y así poder ir al mercado a vender productos. Sin embargo, fue atrapada por la policía y arrestada. Fue transportada a la estación de policía de Quang Yen.

Más tarde ese día, alrededor de las 4 p.m. hora local, Nguyen Trung Trong Nghia, su hijo, dejó la casa para ir a la comisaría a ayudar a su madre.

Thi Lanh dijo que dos personas, que se creían oficiales de civil, “emboscaron” a su hijo en el camino a la comisaría.

“Le vendaron los ojos y golpearon la cabeza de mi hijo con un bastón eléctrico, causándole una lesión”, dijo Thi Lanh a Radio Free Asia.

“Un oficial de policía llevó a mi hijo a una clínica de salud para recibir tratamiento y luego lo llevó de vuelta a la oficina de policía de Quang Yen para ficharlo”.

Según Thi Lanh, su hijo volvió a la clínica de salud para recibir más tratamiento ya que algunos de sus dientes estaban rotos y su cara estaba hinchada.

Thi Lanh dijo que un oficial de policía le dijo a la familia que estaban bajo arresto domiciliario por la visita del embajador. Radio Free Asia informa que Kritenbrink partió de Quang Xuong a las 5 p.m. de ese martes. Después de su partida, la policía dejó su puesto en la casa de la familia.

Kritenbrink visitó el norte de la provincia de Thanh Hoa la semana pasada. El lunes pasado, Kritenbrink visitó el puente Ham Rong para reunirse con veteranos de la guerra de Vietnam en celebración del 25 aniversario de las relaciones diplomáticas bilaterales entre los países.

Radio Free Asia señala que Radio y Televisión Thanh Hoa informó que el embajador encabezó una delegación de EE.UU. para asistir a la ceremonia de apertura de un proyecto local apoyado por el Fondo para la Preservación Cultural.

El Christian Post se dirigió a la Embajada de los Estados Unidos en Hanoi para pedirle que comentara el relato de Thi Lanh en su entrevista con Radio Free Asia y si la embajada había sido informada de que el gobierno comunista había detenido a otros activistas antes de la visita del embajador. Está pendiente una respuesta.

Vietnam está clasificado como el 21º peor país del mundo en lo que se refiere a persecución cristiana, según la Lista de Vigilancia Mundial 2020 de Open Doors USA. Según el organismo de control de la persecución, los cristianos en Vietnam son el blanco tanto del gobierno como de los líderes tribales.

Aunque el gobierno vietnamita tiene “cierto nivel de tolerancia” con los grupos cristianos como los católicos, los creyentes pueden ser encarcelados si se les considera políticamente activos, advierte el grupo.

El pastor Trung Ton y su familia son un ejemplo. Ton, que ha hablado ávidamente a favor de la libertad religiosa y en contra de las injusticias sociales, fue arrestado en julio de 2017 y acusado de intentar “derrocar al gobierno del pueblo”. Fue condenado a 12 años de prisión en abril de 2018.

La Comisión de Estados Unidos para la Libertad Religiosa Internacional pide al Departamento de Estado de Estados Unidos que etiquete a Vietnam como un “país de preocupación particular” por participar o tolerar violaciones flagrantes y sistemáticas de la libertad religiosa. Sin embargo, el Departamento de Estado sólo reconoce a nueve países como países de especial preocupación y esa lista no incluye a Vietnam.

“Durante la visita de la USCIRF en 2019, múltiples pastores informaron de que las autoridades de las Tierras Altas Centrales hacían regularmente redadas o cerraban iglesias caseras”, dice el informe anual de la USCIRF sobre Vietnam para 2020. “Además, la USCIRF recibió informes durante el año de que la policía interrogó y detuvo a cristianos montañeses por participar en conferencias de libertad religiosa en el extranjero y por reunirse con funcionarios del gobierno de EE.UU.”.

Fuente: Christian Post