(Panamá) Constitución panameña con ambigüedades en tema religioso
La Constitución de Panamá es ambigua al definir el Estado laico, pues reconoce libertad religiosa, pero establece la católica como mayoritaria, opinó hoy aquí el imán Mohamed Salman, al referirse a la celebración de Semana Santa.
En declaraciones al diario La Estrella, el islamista agregó que la carta magna ‘presenta una cierta ambigüedad sobre el tema, que a veces genera situaciones que no son del todo claras. Creo importante fortalecer la laicidad del Estado y seguir profundizando en la construcción de una sociedad más inclusiva’.

Salman aseguró que en su religión se sienten ‘protegidos e incluidos por el Estado panameño’ y los musulmanes no son excluidos, aunque dijo entender que la mayoría de los creyentes en Panamá son católicos, ‘por lo cual existe una mayor colaboración entre el Estado y la Iglesia católica’.

El profesor de islam en una mezquita capitalina explicó que, si bien no cree en la crucifixión y resurrección de Jesús, coincide por estos días la fiesta de Pésaj, la Pascua judía, que rememora la liberación de los israelitas de la esclavitud en Egipto, gracias a la intervención divina, como refiere el libro bíblico del Éxodo.

Este viernes la ciudad capital amaneció desierta y los establecimientos públicos y privados cerrados en su mayoría, como parte del feriado religioso que se inició desde el mediodía de ayer, mientras cada familia aprovecha el descaso según sus creencias.

Los católicos practicantes asisten a las misas de sus respectivas parroquias, otros prefieren quedarse en casa en el recogimiento familiar y un decreto alcaldicio prohibió este día el expendio de bebidas alcohólicas, actividades bailables y poner música alta, bajo amenaza de multas de hasta mil dólares para los infractores.

La orden firmada por la alcaldesa encargada, Raisa Banfield, ordena el cierre de cantinas, bares, parrilladas y cevicherías. Todas las medidas se establecieron bajo el concepto de garantizar ‘el respeto de los principios religiosos del pueblo panameño’, señaló el decreto que delega su cumplimiento en la Policía y la Justicia.

Se conoció que al menos las alcaldías de Arraiján, al oeste de la capital, y Santiago de Veraguas, en el centro del país, también emitieron sendas resoluciones con similares prohibiciones.

Fuente: Prensa Latina