(Paraguay) Declaración Por la Vida y Por la familia divide al Senado paraguayo
La Cámara de Senadores paraguaya aprobó hoy el proyecto que la declara Por la Vida y Por la Familia, tras engorroso debate porque el documento excluye a las madres solteras y a los no cristianos.
Ese hecho despertó un cúmulo de criterios encontrados entre los legisladores que se enfrascaron en una amplia controversia.

La legisladora María Eugenia Bajac, del Partido Radical Liberal Auténtico (PRLA) presentó y defendió el proyecto alegando que solo busca hacer prevalecer la Constitución Nacional en los artículos 4 y 49.

Por su parte, el senador Enrique Salyn Buzarquis (PRLA), comentó que consideraba incoherente que el Congreso quisiera pronunciarse a favor de la vida y la familia mientras no estuviera en favor de elevar los impuestos al tabaco, las comidas chatarras, las bebidas azucaradas, y otros productos dañinos a la salud.

‘Creo que nadie está en contra de la vida, quiero recordarles que el Estado paraguayo es laico’, subrayó.
En ese sentido, el asambleísta, Hugo Richer, jefe de la bancada del Frente Guasu (FG), defendió el estado laico.

Sostuvo que de declararse hoy provida y profamilia ‘daría la oportunidad a quienes mañana quieran declararse budista, islamista o lo que sea’.

Insistió que desde su perspectiva se tiene que respetar la libertad de credo y por sobre todo, considerar que hoy día existen varios modelos de familia.

‘El Estado laico protege la pluralidad, y acá somos plurales’, sentenció.
Esperanza Martínez, habló por la bancada del FG y alegó que siguiendo el modelo democrático de los poderes del Estado actuando libremente, es necesario escuchar a las minorías y por ello no se puede permitir que un estrato del Estado se declare a favor de un movimiento en concreto.

‘Representan una acción política concreta de un movimiento religioso (…) se trata de que ellos respeten a los que no estamos en este movimiento’, sentenció. También argumentó que aprobar el proyecto sería una afrenta contra la democracia.

El legislador Carlos Filizzola, presidente del FG, consideró que la declaración de la Cámara de Senadores es innecesaria.

‘Las personas que apoyaron sacar del Ministerio de Educación el material sobre educación sexual son los mismos que se pronuncian próvida’, dijo y seguidamente consideró este hecho incoherente.

‘El proyecto discrimina a las madres solteras que con sus hijos también se consideran una familia’, destacó.

Sixto Pereira, del FG, expresó que ‘vivimos en una sociedad hipócrita, tovamokói (doble cara) e inmoral’.

La asambleísta Desirée Masi (Partido Democrático Derechista), dijo que tenía implicaciones políticas declararse provida y profamilia.

Cuestionó enérgicamente el proyecto y se ratificó en contra del mismo. Pidió explicaciones sobre qué es una familia tradicional, pues ‘en la realidad paraguaya’ no hay solo eso, expresó.

Finalmente se realizó la votación, 24 legisladores lo aprobaron y nueve dijeron que no.

 

Fuente: Prensa Latina