(Reino Unido) Secretario de Asuntos Exteriores de Reino Unido advierte que lo “políticamente correcto” permite que la persecución de los cristianos se convierta en genocidio

El Secretario de Asuntos Exteriores de Reino Unido, Jeremy Hunt, emitió un informe sobre la persecución a los cristianos en el mundo en el cual se alerta que el nivel de violencia se encuentra “cerca de de cumplir con la definición internacional de genocidio”. El documento se suma al reconocimiento del genocidio de cristianos en Medio Oriente ya hecho por Estados Unidos y otros países.

El estudio, cuyo anuncio ya había sido celebrado por los Obispos de Reino Unido, motivó una disculpa del Secretario de Asuntos Exteriores, quien lamentó la falta de acciones para detener los actos de violencia anticristianos. “Creo que todos hemos estado dormidos cuando se trata de la persecución de los cristianos”, indicó, recordando que los recientes ataques a templos y hoteles en Sri Lanka demuestra la actualidad del problema, según informó ACI. “Creo que hay varias razones para esto, pero el informe deja muy claro que hay diferentes razones en varios lugares del mundo por las que se da la persecución de los cristianos en forma específica y, combinadas, se han arrastrado hacia nosotros”.

“Personalmente creo que eso sucede por la corrección política que evita que afrontemos este asunto”, reconoció el funcionario. “En la atmósfera de la corrección política hemos olvidado que los cristianos perseguidos son parte de la población más pobre del mundo”. Esta interpretación fue apoyada por la Presidente del Iraqi Christian Relief Council, Juliana Taimoorazy, quien en declaraciones a Fox News reclamó mayores acciones para proteger a los creyentes: ” Creo que la muerte de muchos que sufren hoy se debe a la corrección política, porque el mundo se enceguece ante esto. Y cuando somos políticamente correctos, nos estamos solidarizando con los terroristas que destruyen comunidades y borran la historia”.

Hunt pidió superar el temor a ser calificados como “colonialistas” al tomar acción sobre el respeto a la libertad religiosa en el mundo. “Creo que hay una preocupación equivocada de que de alguna manera es colonialista hablar de una religión que estaba asociada con los poderes coloniales”, expuso el Secretario. “Tal vez eso ha creado una incomodidad al hablar sobre este tema”. El funcionario destacó que los cristianos perseguidos, al contrario, padecen una grave vulnerabilidad en los países en donde se les persigue y además suelen ser comunidades con grandes necesidades materiales. Mientras tanto, la eliminación sistemática de la presencia cristiana continúa: “En Oriente medio, la población de cristianos solía ser del 20%, ahora es del 5%”.

Con información de ACI.

Fuente: Gaudium Press