(Suiza) Ginebra vota prohibir a los funcionarios llevar símbolos religiosos

Grupos musulmanes y el Partido Verde se oponen a la prohibición

Suiza es un país famoso por su neutralidad en tiempos de guerra. Ahora, los ciudadanos de Ginebra, la segunda ciudad más poblada del país, han decidido imponer un tipo particular de neutralidad a sus representantes electos.

La nueva “ley de laicismo” de la ciudad, que los votantes aprobaron en un plebiscito el 10 de febrero, prohibirá, entre otras cosas, que los representantes electos y los empleados públicos porten símbolos religiosos visibles.

Más del 55% de los votantes de este cantón suizo respaldaron la ley, según informa la Agencia France-Presse (AFP), que explica:

La ambición manifiesta de la nueva ley es ampliar el diálogo entre los grupos religiosos y el Estado, además de definir mejor los límites de la expresión religiosa en la esfera pública.

Los partidarios afirman que ayudará a aclarar los principios ya existentes en la Constitución de Ginebra para proteger la libertad religiosa de los creyentes y también la de los no creyentes.

La ley cuenta con el apoyo de varios de los grupos religiosos principales, incluyendo la Iglesia católica, pero ha recibido la oposición de grupos musulmanes.

“Los críticos afirman que la ley tendrá un efecto opresivo y discriminatorio; algunos la condenan por islamófoba y advierten de que las mujeres musulmanas que llevan velo están en el punto de mira”, informó AFP.

Sin embargo, la nueva regulación únicamente amplía una prohibición de llevar símbolos religiosos visibles que ya se aplica en el ámbito docente.

Ya existen desafíos legales a la ley. Uno viene de la Red Evangélica de Ginebra, que denuncia una cláusula del texto que prohibiría las reuniones religiosas en público. La otra denuncia la ha interpuesto el Partido Verde contra la prohibición de llevar visiblemente símbolos religiosos a los funcionarios electos y a los empleados del gobierno local y cantonal que tengan contacto con el público.

“Esta ley es contraria a la Constitución suiza y la Convención Europea de Derechos Humanos”, declaró para la agencia de noticias ATS la representante electa local del Partido Verde Sabine Tighemounine, que lleva un velo musulmán.

Fuente: Aleteia