(Venezuela) Obispos de Venezuela denuncian asalto a iglesia

Los obispos de Venezuela están utilizando redes sociales como Twitter e Instagram para comunicarse durante la actual crisis política de Venezuela.

Un comunicado de Mons. José Luis Azuaje, presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), publicado en Instagram exige el fin de la represión contra las protestas pacíficas. al tiempo que denuncia el “aumento de la violencia por parte de los efectivos de seguridad del Estado y colectivos armados”, y pide que se respeten la “dignidad y los derechos humanos de los ciudadanos y la libertad de protestar pacíficamente”.

También el cardenal Baltazar Porras, arzobispo de Caracas, ha escrito en su cuenta que “la protesta pacífica es un legítimo derecho garantizado en todos los convenios internacionales”. Por eso, denuncia “la injustificada represión en Venezuela por Cuerpos Policiales del Estado y colectivos armados que disparan a civiles desarmados”.

También la Archidiócesis de Caracas ha publicado las imágenes de video de un grupo de agentes de la Guardia Nacional Bolivariana que violaron una iglesia y lanzaron bombas lacrimógenas contra quienes asistían a la Misa.

En el Comunicado Oficial de la CEV, el episcopado declaraba que “una horda de Guardias Nacionales Bolivarianos atacaron el templo de Nuestra Señora de Fátima en Barrio Sucre de San Cristóbal” cuando estaba finalizando la Eucaristía. Primero “dos GNB ingresaron en moto dentro del templo” y mientras el Pbro. Jairo Clavijo, párroco de esta iglesia intentaba deternerlo, “llegó una horda de 40 GNB quienes intentaban ingresar”, seguidos por “un general de apellido Ochoa quien comenzó a discutir con el párroco, en términos nada respetuosos. No contentos con el atropello, los GNB lanzaron bombas lacrimógenos dentro del templo”.

La archidiócesis, además, envió públicamente su pésame a la familia de un joven asesinado en las protestas, y se solidariza con los heridos y con quienes han sido detenidos arbitrariamente.

Es también muy explícito este vídeo del arzobispo Roberto Lückert. Habla de “esperanza de tiempos nuevos para el país”, y recuerda que la Asamblea, es el único organismo constituido legalmente en Venezuela, y que su presidente Juan Guaidó da voz al descontento nacional.

Fuente: Nuestra Voz