(Estados Unidos) La patronal mundial del aborto anuncia su apoyo a Biden: dedicará 45 millones a políticos abortistas

Sin ocultar ni esconder nada: la poderosa multinacional del aborto Planned Parenthood, que ha sufrido recortes económicos en EEUU durante el gobierno de Donald Trump, acaba de anunciar su apoyo total a la candidatura de Joe Biden, del Partido Demócrata, que fue vicepresidente con Barack Obama en dos mandatos y aspira ahora a ser presidente.

Biden declara ser católico, pero apoya con perseverancia todo tipo de causas incompatibles con la fe católica, como el aborto y la redefinición del matrimonio. En 2016 el arzobispo de Filadelfia, Charles Chaput, ponía a Biden como ejemplo de político católico incoherente que defiende causas anticatólicas, en una lista que incluía también a Nancy Pelosi, Anthony Kennedy y Tim Kaine.

En octubre de 2019, Biden estaba haciendo campaña en Carolina del Sur, fue a misa a una iglesia y el párroco local se negó a darle la comunión por su militancia abortista.

Ahora, en un comunicado de Planned Parenthood, el presidente y CEO interino de la organización, Alexis McGill Johnson, explica que las elecciones presidenciales de noviembre son muy importantes para la industria del aborto.

“Trump ha atacado el acceso al aborto”, dice la patronal

“Trump ha atacado el acceso al aborto y a la atención de salud reproductiva, y ha atacado a las personas a las que sirven los centros de salud de Planned Parenthood: mujeres, personas negras, inmigrantes, la comunidad LGBTQ + y más”, escribe McGill Johnson, refiriéndose a que Trump no financia con fondos federales sus negocios.

Biden, recuerda el jerarca abortista, “se ha comprometido a defender el acceso a la atención de salud sexual y reproductiva, incluido el acceso al aborto”. Por eso, añade, “para nosotros, y para muchos, la elección es clara. Planned Parenthood Action Fund está respaldando a Joe Biden para presidente”, concluye el comunicado.

Ya en enero de 2020 Planned Parenthood anunció que este año va a dedicar 45 millones de dólares a apoyar candidatos abortistas en las elecciones presidenciales, estatales y al Congreso. Lo hará en 9 estados donde la batalla por cada voto será enorme y en los que hace cuatro años o bien Trump venció con un escaso margen o perdió por muy pocos votos: Arizona, Colorado, Florida, Michigan, Minnesota, New Hampshire, Carolina del Norte, Pensilvania y Wisconsin.

Si Biden gobernara… malo para defender vidas

La agencia Aciprensa ha repasado las reacciones de distintos analistas provida ante este anuncio. Según el sitio provida Live Action, si Biden llegara a gobernar derogaría la Enmienda Hyde, una enmienda al presupuesto anual desde 1976 que prohíbe que los dólares de los impuestos federales paguen por los abortos (aunque ya lo hacen en casos de violación, incesto o cuando se declara que es ‘para salvar la vida de la madre’). También planea “codificar el ‘derecho’ al aborto en la ley federal y aumentar la financiación de los contribuyentes para las organizaciones de abortos, incluida Planned Parenthood”, informa Live Action

Marjorie Dannenfelser, copresidenta nacional de ProLife Voices por Donald Trump, dijo que “Joe Biden ha pasado toda su campaña complaciendo al lobby del aborto radical”, y que “su respaldo por parte de Planned Parenthood, el negocio de aborto más grande del país, no es una sorpresa”.

La organización provida Susan B. Anthony List también critica la deriva creciente a favor del abortismo radical en el Partido Demócrata. “Cuando Joe Biden dio un vuelco a la Enmienda Hyde, la capitulación del Partido Demócrata al extremismo fue completa. Ahora apoya el aborto a petición financiado por los contribuyentes hasta el momento del nacimiento y promete llenar la Corte Suprema con jueces proaborto”, indicó.

Fuente: Religión en Libertad